Los empresarios quieren ‘hacer su agosto’ con ventas de emergencia por el coronavirus: López Obrador

CIUDAD DE MÉXICO.- Andrés Manuel López Obrador volvió a embestir contra los empresarios, que quieren vender insumos por la crisis sanitaria actual para “hacer su agosto”.

También claman un rescate y generación de deuda pero, advirtió al final de su conferencia rutinaria, eso no será posible porque mañana presentará un plan que no es ortodoxo.

Dijo que esos empresarios hablan de apoyos, pero el gobierno les reclama “hechos, no palabras”. Lo dijo en los siguientes términos:

“Tienen un discursito muy demagogo, muy demagógico, diciendo, no sé si lo han escuchado, desde luego algunos lo dicen de manera sincera, otros es: ‘Queremos que le vaya bien al presidente, porque si le va bien al presidente, le va bien a México’. Pero nosotros lo que queremos son hechos, no palabras, queremos que eso se exprese, pero con hechos”.

Puso como ejemplo de colaboración el donativo que hicieron dueños de ingenio, que regalaron grandes cantidades de insumos para elaborar gel antibacterial “y ya resolvimos lo del alcohol”.

A continuación la parte ideológica de su confrontación con el empresariado nacional, donde asienta que no se aplicarán recetas económicas del pasado para evitar una crisis que se augura muy profunda, la peor en muchos decenios:

NO A MODELOS FRACASADOS

Entonces, ahora se sienten descobijados, se quedaron colgados de la brocha, porque su modelo fracasó rotundamente. Esto no es un asunto ideológico, es juicio práctico. ¡Cómo vamos a seguir aplicando un modelo fracasado, que empobreció al pueblo, que potenció la corrupción, que desató la inseguridad y la violencia! Es una insensatez estar pensando en más de lo mismo.

Entonces, ya rompimos el molde neoliberal y no se puede poner vino nuevo en botellas viejas. Nada de que el llamado a la unidad y el plan para enfrentar la crisis y el apretarse el cinturón, que el pueblo se apriete el cinturón y: ‘Ni modo, es un trago amargo, pero va a pasar, tú aguanta’, mientras unos cuantos se enriquecían con el sufrimiento de la mayoría de la gente.  No, nada de eso.

Sé que están desconcertados, muchos dicen: ‘¿Dónde está -aunque estoy todos los días- dónde está el presidente?, ¿dónde está el plan?, el gobierno no reacciona’.

No, claro que reaccionamos, estamos reaccionando, entre otras cosas, aguantando toda la embestida de la oposición ambiciosa. Imagínense que a la primera que me presentan un proyecto: Sí, cómo no, para que aplaudan, te lo apruebo.

Ahora tuve una reunión con los representantes de los empresarios y eso les expliqué, digo: Vamos a otra cosa, y lo entendieron. Les digo: No descarto lo que me están planteando déjenlo ahí, vamos viéndolo. Fue muy buena reunión, pero les dije: Nosotros tenemos ya una manera de enfrentar esto y estamos seguro que va a funcionar, y no descartamos todo lo demás.

Esto que dicen, por ejemplo: ‘No hay manera, tiene que haber deuda, es irremediable’, propuestas, por ejemplo, en el sentido de que aquí se reconoce en México y es en el único país en donde se habla de deuda neta y no deuda bruta, en general una especie de cómo medir la deuda, si le llamo bruta o le llamo neta; entonces, podría yo pedir prestado, solicitar crédito y quedaría igual, pues eso es maquillaje, eso que están proponiendo algunos es simulación, llámese como se llame va a ser deuda, aunque sea clandestina, ¿a quién voy a engañar?

¿Y por qué insisten tanto en la deuda?, ¿para qué quieren más recursos?

Para rescates. Yo creo que vamos a tener fondos suficientes para rescatar al pueblo y vamos a salir adelante. Y no descartamos ninguna posibilidad, pero no nos vamos a ir a la primera de bruces con lo que una y otra vez se ha aplicado y ha fracasado.

Miren, en todo el periodo neoliberal ha habido corrupción, para entendernos -ojalá y me contestaran los expertos- en todo el periodo neoliberal, que me contesten si es cierto o no, que me digan de que en el periodo neoliberal ha sido cuando más se ha saqueado a México, en toda la historia. El periodo neoliberal fue el periodo de mayor saqueo a México, más que en la Colonia, que es decir mucho. Que me digan si es cierto o es mentira.

Segundo, que me digan si es cierto o no que, durante el periodo neoliberal, que ha imperado la corrupción o que imperó la corrupción, cuando se profundizó más la corrupción fue en periodos de crisis como este.

¿Cuándo toman la decisión del Fobaproa, de convertir las deudas privadas en deuda pública?

En una situación como esta. Y si se va a analizando, es cuando se han aprovechado más.

Y otra cosa que también se puede medir, y ojalá los expertos me digan si es cierto o no, cuando más desigualdad social ha habido en México es cuando más se han entregado a particulares, naciones y extranjeros, los bienes del país.

¿Saben cuándo ha habido más desigualdad?

En el periodo de Salinas de Gortari, cuando se entregaron todos los bancos y todas las empresas, cuando hubo el gran remate, la piñata, fue cuando se profundizó más la desigualdad en el país, y hay datos de lo que estoy diciendo.

Entonces, yo entiendo que hay ahora una especie de desconcierto porque, imagínense, la colonización mental durante 36 años de predominio neoliberal, porque no fue nada más la política económica, fue una avalancha de sofismas, de retacería ideológica, de sofismas, de mentiras, de engaño.

Entonces, muy parecido a lo que sucedió cuando el derrumbe de la Unión Soviética. Imagínense, quienes se formaron con esa concepción de las cosas y de repente se derrumba, hubo desconcierto, ¿a dónde vamos?, resulto que lo que yo defendía, en lo que yo creía; al final no sirvió, no era real, pues es lo que está sucediendo, algunos, ese es el pensamiento conservador.

Entonces, vamos a que saquemos adelante la transformación, cambios, es el tiempo de profundizar en los cambios, no dar marcha atrás.

Y todo el que quiera ayudar, que lo haga y es bienvenido su apoyo, pero ya no más retórica, no demagogia, no politiquería, definiciones y congruencia, definirse para ver qué de lado estamos, si queremos que continúe el régimen corrupto, matizado, envuelto para regalo, pero al final de cuentas corrupción, o nos definimos por el cambio verdadero, por la transformación.

Yo ya estoy definido desde hace tiempo y hay millones de mexicanos definidos, me lo dicen en la calle, me dicen: ‘Ni un paso atrás, resista, aguante’, y muchos llegan a decir: ‘Es la esperanza’.

¿Y saben qué es la esperanza?

Una fuerza muy poderosa. Quisieron los tecnócratas, neoliberales, corruptos, conservadores, robarnos hasta el derecho a la esperanza y no lo lograron en situaciones muy difíciles, menos ahora. Vamos a salir de esta crisis transitoria.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Tijuana ya no pierde, pero Mazatlán tampoco gana: 0-0 en la frontera

Pasajeros de transporte público en Cuautitlán someten a rata y lo dejan todo golpeado: VIDEO

Cruz Azul empató de visitante 1-1 ante el Puebla en juego de la jornada 10

El Necaxa le dice adiós a Guillermo Vázquez por malos resultados