Inaugura Juan Manuel Carreras el Centro de entrenamiento para personal de restaurantes en San Luis Potosí

SAN LUIS POTOSÍ, SLP.- A través de un enlace virtual, el Gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras López y el Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), Francisco Fernández Alonso, inauguraron el equipado Centro de Entrenamiento para colaboradores y empleados de restaurantes, que tiene como objetivo la capacitación laboral en materia de preparación de alimentos.

En su mensaje, el Gobernador Juan Manuel Carreras, agradeció a las y los restauranteros de San Luis Potosí, por sumarse en solidaridad con el pueblo potosino al aplicar las medidas dictadas por las autoridades de salud, que tienen como objetivo disminuir los contagios y evitar más muertes por coronavirus.

El presidente nacional de CANIRAC, Francisco Fernández Alonso, dijo que ante la actual contingencia sanitaria, lo más importante es trabajar en conjunto el sector privado y los gobiernos para superar los retos del presente, como lograr el equilibrio entre el cuidado de la salud y la recuperación económica.

Por su parte, Juan Carlos Banda Calderón, presidente de CANIRAC a nivel estatal, dio a conocer que el Centro de Entrenamiento cuenta con una cocina industrial donde se realizarán cursos profesionales de preparación de alimentos, impartidos por chefs reconocidos, una vez que las condiciones sanitarias lo permitan.

“El objetivo es establecer un programa abierto de capacitación para empleados o colaboradores de los restaurantes afiliados a nuestra cámara, para mantener y consolidar la calidad de los productos que ofrecemos a la vez que apoyamos la profesionalización de las plantillas laborales”, añadió.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Los traidores de PRI, PAN y PRD esperan más premios de la 4t

Los traidores de PRI, PAN y PRD entregaron sus estados a Morena, recibieron premio y quieren seguir pegados a la ubre oficial

Trump, el tiro falla; la Casa Blanca espera

Estados Unidos tiene su tradición de presidentes asesinados o con atentados, pero en México nos sobran ejemplos