¿Zapata gay?… Estrategia de un pintor -¿pintor Fabián Chaires?- carente de popularidad y de genio

¿ZAPATA ROSA?…  RICARDO ROCHA

Por Eleazar Flores

PURA PUBLICIDAD-.  Hasta antes de su “genialidad”, el ¿pintor? Fabián Chaires era un ilustre desconocido por más que muchos lo defiendan. Hacerse fama a costa de ridiculizar a personajes de la historia es bajo y hay que leer y releer al columnista Ricardo Rocha para condenar el hecho.

Como bien escribe Ricardo Rocha en su columna de ayer en El Universal, la preferencia sexual del más puro héroe de la Revolución Mexicana, -junto con Pancho Villa según escriben los historiadores reconocidos-, es y debe ser cosa privada pero este no es el meollo del asunto sino el hambre de fama que el “pintorcete”, lo bautiza Rocha “de cuyo nombre no quiero acordarme.

No se trata de defender por defender a quienes lucharon en y por la revolución mexicana, su legado ahí queda para fortuna de quienes leen la historia y no se estacionan en lo reciente  pues ellos creen que sólo lo actual cuenta, o sea, lo que la cuarta transformación hace pero poco se dice de lo que deja de hacer, incluso en materia cultural cuya cabeza de sector deja que desear.

La explicación del autor del mamotreto es tan idiota como  tramposa, respecto al cuadro de Zapata montado en un caballo excitado , el jinete con sombrero de charro rosa y zapatos de tacón, al señalar que “estoy en mi derecho de expresarme, haciendo una interpretación de un personaje público”, reproduce Ricardo Rocha en su colaboración semanal.

La “genialidad” del “pintor” pudiera ser y difundirla en cualquier otro lugar pero no en Bellas Artes, el recinto máximo de la expresión artística nacional y mundial en nuestro país. Como apunta Rocha, la obra, -que me niego a declararla artística-, no está en una pulquería sino en Bellas Artes, ante la complacencia de Alejandra Frausto, flamante secretaria de Cultura de la cuarta transformación.

Es inmemorial en México y el mundo que los artistas gozan de la más amplia libertad y hasta de canonjías fiscales, -envidiables por quienes tenemos que pagar al SAT-, pero en general los artistas se ocupan de exaltar a personas y personajes, no a ridiculizar como es el caso de Zapata rosa, y la inmediata defensa de la comunidad LGBT.

En nuestro país destacó por su irreverencia el inolvidable pintor José Luis Cuevas, el “chico temible”, lo bautizaron algunos críticos, pero dentro de su inconformidad por ir en contra del Stablishman, nunca se metió con n ningún personaje de la historia y mucho menos de los que están mejor calificados por la crítica como Emiliano Zapata.

Comprar obras del autor en cuestión sería como apoyar a Sara Sosa en la música, ¿o no?.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Tocó vacuna AstraZeneca a más de 31 mil reos de penales en Edomex: SS

No hay fecha para cierre parcial de la Línea 1 por mantenimiento: Cablebús

Trabajador sufre lesiones al caerle cajero automático que instalaban en edificio de Paseo de la Reforma

Claudia y Monreal… Ante Gobernación