Se le escapó a Estados Unidos, huyó a México y ayer El Chino Antrax apareció muerto en Culiacán, Sinaloa

CULIACÁN, Sin.- Se le escapó a Estados Unidos de la prisión domiciliaria el 6 de mayo, pero diez días después El Chino Antrax apareció muerto en esta ciudad.

La información fue confirmada por el portal Ríodoce en espera de datos complementarios de las autoridades estatales sobre Rodrigo Aréchiga Gamboa.

El narcotraficante cobró notoriedad por varias razones: lo solicitó la justicia estadounidense y fue capturado en 2013en Amsterdam, a donde había huido, para luego ser extraditado.

Tras varios años en la cárcel, se le concedió el beneficio de la prisión domiciliaria y su custodia fue encomendada a los agentes Marc W. Ryan y Kingerluy A. Pelot.

Pero e 6 de mayo le perdieron la pista para volver a saber de él diez días después cuando se encontró su cadáver en la colonia Guadalupe Victoria, al oriente de Culiacán.

Las versiones indican que a esa zona llegó un grupo armado y lo capturaron junto con dos personas más, su hermana Jimena y Juan N, hermano del ex diputado de Morena Ocadio García.

La policía los encontró dentro de una camioneta BMW X5, propiedad del Chino Antrax y los cuerpos de los tres fueron trasladados al Servicio Médico Forense.

Ahí hay una severa vigilancia montada or la Guardia Nacional y elementos del Ejército Mexicano,

A reserva de la confirmación oficial, solamente queda el historial: Rodrigo Aréchiga llegó a un acuerdo para colaborar con la justicia de Estados Unidos, la cual le redujo la pena.

Ademas, pagó un millón de dólares en propiedades y en efectivo.

Hace cinco años Ríodoce publicó parte del expediente en los siguientes términos:

“El acusado, Aréchiga Gamboa, admite que él, junto con otros miembros del cártel, se encargaban de trasladar grandes cantidades de cocaína y mariguana”, dice el documento, aunque no precisa la relación que Aréchiga Gamboa tenía con el Mayo Zambada ni con ninguno de sus hijos, ni tampoco cómo creo el grupo armado los Ántrax.

En su testimonio Aréchiga Gamboa reconoce que el Cártel de Sinaloa se vale de la violencia para atacar y ejecutar a grupos delictivos rivales que puedan poner en riesgo los negocios lícitos e ilícitos de la organización.

DEL LUJO A DELATOR

En los años previos a su captura, Rodrigo Aréchiga era famoso en las redes sociales del momento, especialmente Twitter y Metroflog. Ahí exhibía lujosos autos, relojes, ropa y armas.

Borraba su rostro, pero se fotografiaba en yates con chicas en bikini, en mansiones inmensas, en eventos deportivos en Las Vegas y en sitios emblemáticos del mundo. Al lado de caballos o coches. Su emblema era un anillo plateado en forma de calavera.

Incluso, se daban por buenas fotos donde aparece con la socialité Paris Hilton, o Los Tucanes de Tijuana.

Aceleradamente, las cuentas de las redes sociales atribuidas al Chino Ántrax ganaban seguidores y se volvían virales en medios tradicionales. Hasta eran motivo de análisis académicos sobre el impacto entre los jóvenes, la ostentación de un muchacho que apenas unos años atrás salió de los barrios pobres de Culiacán, Sinaloa.

Regresar a morir

Rodrigo Aréchiga confesaría en Estados Unidos que se encargaba de traficar drogas por su cuenta. Y que había pasado de formar parte de las células armadas de la Organización Sinaloa a un rango superior.

Después de pasar seis años y cuatro meses y medio en distintas cárceles, de llegar a un acuerdo con la justicia de Estados Unidos, de obtener una reducción importante en su condena, y de alcanzar una libertad condicional, el Chino Antráx regresa a Culiacán y es asesinado junto a su hermana y cuñado.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Anuncian que cerrará por seis meses la Línea 1 del Metro de la CDMX en 2022

Restos hallados en Tlalpan serían de una mujer de 72 años con reporte por desaparición

Limpio mi cuarto, lavo platos y desempolvo: así es como un niño pide que lo adopte una familia

Aseguran un tigre de bengala tras cateo en domicilio de Sonora; también hallan armas, cartuchos y autos