Se derrumban los cerros en el Cañón del Sumidero, pero no hay riesgo ni en la presa ni en el Río Grijalva

CIUDAD DE MÉXICO.— Aún cuando hay activistas, ciudadanos, dependencias gubernamentales y puntos de acuerdo en el Congreso que han señalado los daños por la empresa Cales y Morteros del Grijalva, durante al menos 20 años, Protección Civil de Chiapas descarta que el deslave que se registró en el río Grijalva el primer día del año 2020 se deba a su actividad, afirma que se trató de un fenómeno geológico.

El 1 de enero, un grupo de turistas presenció un deslave, la caída de piedras y levantamiento de polvo en el Cañón del Sumidero mientras hacían un recorrido en una embarcación, y compartieron imágenes en redes sociales; algunos de ellos, describieron que los habitantes de la zona, señalaron que se trata de daños ocasionados por la calera.

La tarde de este jueves, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que tropas del Ejército aplicaron Plan DN-IIIE en coordinación con Secretaría de Marina Armada (Semar) y autoridades civiles en Chiapas, a través de recorridos sobre el río Grijalva “para identificar zonas de riesgo por un deslave registrado en el Cañón del Sumidero”.

Por su parte, la Secretaría de Protección Civil del estado de Chiapas confirmó que en coordinación con dependencias federales y estatales, realizaron un recorrido por el río Grijalva, dentro del Parque Nacional Cañón del Sumidero.

Sin embargo, según PC Chiapas fue “con el objetivo de analizar y dictaminar la situación posterior al fenómeno geológico conocido como caído”, con lo que descarta, en cuestión de horas, algún daño provocado por la empresa de cales.

“El geólogo de la Secretaría de Protección Civil del Gobierno de Chiapas, José Luis Parra Betancourt, adelantó que no hay riesgo palpable y que se realizará a la brevedad un oficio dictamen y con ello reabrir la navegación, así como emitir algunas recomendaciones, como no acercarse a las paredes del Cañón”, refiere el comunicado del organismo chiapaneco.

“Vamos a realizar un dictamen de acuerdo a las cartas geológicas que tenemos. Hubo caída de material pétreo. Es un fenómeno natural que se presenta por el tipo de paredes que son muy verticales”, asegura el geólogo en el escrito.

La Secretaría de Protección Civil informó que continuará realizando trabajos de identificación y análisis de riesgos. Participaron en el recorrido de evaluación personal de las secretarías de Protección Civil del Estado y de Seguridad y Protección Ciudadana, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Comisión Federal de Electricidad, Capitanía de Puerto, Comisión Nacional del Agua y Protección Civil de Chiapa de Corzo.

“El Gobierno de Chiapas, que encabeza el  gobernador Rutilio Escandón Cadenas, reafirma su compromiso de velar por las riquezas naturales del estado, así como garantizar la salvaguarda de todas aquellas personas que visitan la entidad”, concluye el comunicado.

HISTORIA DE LOS DAÑOS

En la Gaceta de la Comisión Permanente, hay un punto de acuerdo de enero de 2017, relativo a la reapertura de la calera Cales y Morteros del Grijalva S. A. de C. V. ubicada dentro del parque nacional Cañón del Sumidero, suscrito por el entonces senador Zoé Robledo Aburto, actual director del IMSS.

De acuerdo a un estudio realizado por la Secretaria de Salud del Estado de Chiapas durante el 2010, las actividades mineras de esta empresa son las causantes de las afectaciones en las vías respiratorias del 40 por ciento de los habitantes de la colonia Rivera Cahuaré ubicada a pocos kilómetros de la empresa.

A cinco décadas de que Cales y Morteros del Grijalva, S. A. de C. V., iniciara la extracción sobre lo que hoy es el Parque Nacional Cañón del Sumidero, la minera ha realizado detonaciones para extraer piedra para luego convertirla en cal, ambas actividades han sido las causas por la que los habitantes presentan daños a la salud principalmente en niños de 5 y entre 14 años.

La Secretaria de Salud Estatal realizó un estudio en el cual mostró que el 26.2 por ciento de las personas tenía enfermedades como alergias, un 20 por ciento enfermedades infecciosas en la piel, las cuales podrían estar relacionadas a la extracción de cal de dicha empresa.

Desde los primeros años del 2000, la calera comenzó a ser cuestionada por emitir ruidos, ocasionados por la trituradora de piedra, por encima de los 20 decibeles permitidos en el campo ambiental, un factor que genera daños tanto a seres humanos como a la fauna silvestre del lugar.

En 2002 la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y el Instituto de Historia Natural y Ecología del estado, dictaminaron irregularidades en las actividades de la fábrica, así como daños y contaminación ambiental, pero no se llegó a nada concreto.

En Julio de 2014, tras afectar de forma irreversible alrededor de 23 hectáreas del Parque Nacional, el Gobierno Federal a través de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales y Gobierno Estatal a través de la Secretaria de Medio Ambiente e Historia Natural del Estado de Chiapas declararon clausurada la empresa Cales y Morteros del Grijalva, SA de CV.

Posteriormente, a pesar de que esta empresa había sido clausurada temporalmente en 2014 para impedir la extracción de materiales pétreos, ésta presuntamente violó los sellos de seguridad para seguir con mencionada actividad.

En Mayo del 2016, el Procurador Ambiental de Chiapas, Francisco Gurgua Domínguez y su personal intentaron la clausura de forma definitiva a la empresa Cales y Morteros del Grijalva pero los trabajadores que se encontraba en ese momento no les permitió la entrada, por lo que se suspendió la clausura definitiva de la empresa.

La minera Cales y Morteros del Grijalva, S.A. de C.V., ha hecho un hueco en el suelo de 30 hectáreas con una profundidad de 40 a 50 metros como parte de la extracción de piedra para convertirla en cal, es por eso que exhorto a las autoridades correspondientes a exigir a esta minera cumplir con la legislación ambiental requerida por organismos federales y locales y si no los cumple, sea cerrada permanentemente para evitar el daño ecológico y el daño a la salud de las personas que viven en ejidos cercanos a la minera.

El 10 de enero de 2017, la delegación de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en el estado de Chiapas, le renovó el permiso de operaciones a la empresa Cales y Morteros del Grijalva, S.A. de C.V.; esta renovación puede vulnerar aún más el balance ecológico del parque.

“La Comisión Permanente del Congreso de la Unión, exhorta respetuosamente a la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y al Gobierno del Estado de Chiapas, para que de manera conjunta y coordinada tomen las medidas necesarias para que la minera “Cales y Morteros del Grijalva, SA de CV”, cumpla los requisitos legales para poder llevar a cabo la explotación dentro de un área natural protegida así como para que dicha empresa garantice contar con los cuidados necesarios de protección al ambiente para no afectar el balance ecológico y a la salud de los habitantes de áreas cercanas”, documenta la Gaceta de la Comisión Permanente Punto de Acuerdo del día 25 de enero del 2017.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Colectivos feministas causan destrozos en Glorieta de Insurgentes; son encapsuladas por policías

Todos los detenidos por caso Ayotzinapa en administración de Peña Nieto fueron liberados por tortura: Fiscal

Hay condiciones para crear una base de datos de victimarios y usuarios de pornografía infantil: Fiscalía CDMX

En las últimas 24 horas se registraron 10 mil 139 casos y 564 muertes por Covid-19 en México: Secretaría de Salud