Sabían que iban a perder, pero querían perder lo menos… y los panistas salvaron 40 mil millones para estados

  • Insabi: no ganan, pero al menos no pierden los estados
  • Y los panistas obligaron a negociar al nuevo gobierno
  • Plan contracíclico de Hacienda hacia la reforma fiscal

Lo sabían.

-No vamos a ganar -me dijo un mandatario estatal.

Pero el asunto era no perder.

Y en la desventaja frente a un poder federal locomotora, perder lo menos.

Y lo menos fue lo sacado por la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN, le llaman).

Resultados económicos y políticos.

Hablemos primero de lo económico.

Aquí lo señalamos en varias ocasiones: el problema era eminentemente de participaciones, de entrega de recursos para salud.

Por eso no querían firmar a ciegas un contrato de adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), organismo de pocas reglas y muchas incertidumbres.

Pero pelearon y, como dijo el vocero de los panistas, Martín Orozco, el resultado no es el mejor pero sí el posible.

Y así lo firmarán mañana.

¿UN NUEVO FEDERALISMO?

Pero decimos:

Su triunfo económico son la garantía para los gobiernos estatales de recibir al menos 40 mil millones de pesos anuales.

Insuficientes para 32, pero al final de cuentas eran fondos etiquetados a través del desaparecido Seguro Popular, garantía de salud para decenas de millones de pobres.

Desamparados por las instituciones públicas.

Ese es el piso presupuestario… a reserva de ver qué documento les presentan para suscripción este martes.

En adición puede incluirse la infraestructura hoy manejada por los gobiernos estatales, pues soportan la mayor parte de las erogaciones del sector.

Pero también hay un triunfo, el político.

Por primera vez se dio un debate público -con poca cobertura mediática, pero a la vista de todos- sobre cómo se trata de someter a los gobiernos locales.

Esto es nuevo en la altiva 4t.

Si se toma este antecedente, tal vez pronto podamos ver intercambio de opiniones en otros aspectos de un proyecto del cual no participan las siglas ajenas al oficialismo.

No están, aunque ya lo hayan firmado a la fuerza y sin convicción, los gobernadores de Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Tampoco los solitarios de Movimiento Ciudadano (MC), Enrique Alfaro, y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Silvano Aureoles.

Todos podrán beneficiarse de esta conquista azul.

Y si la capitalizan, pueden extenderla a otras áreas.

Sería el reagrupamiento de la Conferencia Nacional de Gobernadores, la Conago, y el fortalecimiento del federalismo.

Ese es el mérito.

¿NUEVA REFORMA FISCAL?

Aquí lo anunciamos el jueves pasado: viene un cambio de paradigma económico.

Realismo, le llaman los técnicos.

Lo confirmó el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien adelantó la implementación de un plan contracíclico para 2020.

Dijo Herrera a diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en presencia de su coordinador Mariuo Delgado:

“…lo estaríamos presentado el 8 de septiembre como parte de paquete económico…”.

La novedad es el cambio de reglas fiscales, lo cual rompería la promesa oficial de mantener las condiciones actuales todo el sexenio.

Quadratín registró así las palabras de Herrera:

“No queremos adelantarles mucho porque lo que queremos es que haya una discusión amplia de todos. Claro que todos vamos a tener que pagar más, de una forma o de otra, si queremos que sea una discusión muy consciente, tomada por todos los mexicanos”.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Luchó hasta el final: así fueron los últimos días de El Jefe Vulcano, el histórico exjefe de los Bomberos de CDMX

López Obrador presume que el 2022 será el año con mayor inversión extrajera de toda la historia

López Obrador reconoce diálogo para asistir a la Cumbre de las Américas, pero reitera que no se excluya a nadie

Ayer martes fue el segundo día más sangriento del sexenio de López Obrador con 118 asesinatos