Primera explosión social tras 34 días de aislamiento: en Magdalena Contreras lanzan cohetes, encienden luces, ponen música a todo volumen…

CIUDAD DE MÉXICO.- Ya explotó el primer grupo social.

Los pobladores de Magdalena Contreras reaccionaron eufóricos tras más de un mes de aislamiento y sorprendieron a la Ciudad de México.

Fue una noche maravillosa de domingo para lunes, un espectáculo de alegría, solidaridad, entendimiento, armonía urbana… y deseos de libertad.

Ubicados en la sur de la Ciudad de México rompieron el silencio que han impuesto los primeros 34 días del llamados confinamiento impuesto por la autoridad federal.

Desde las azoteas de sus casas decenas de personas encendieron luces decorativas, lanzaron cohetes y subieron la música a todo volumen en la víspera de otras cinco semanas del llamado aislamiento voluntario impuesto por la emergencia sanitaria que espera culminar el 30 de mayo.

  La noche de este domingo en la alcaldía Magdalena Contreras, en las colonias San Bernabé, El Judío, La Carbonera, San Jerónimo enclavadas en la parte alta de la demarcación, sus habitantes usando lamparas, series navideñas, reflectores  improvisaron un espectáculo que fue amenizado con todo tipo de canciones que se mezclaban dependiendo de la intensidad de los altoparlantes que se asomaban por puertas, ventanas y balcones. 

Algunos decían que el festejo improvisado era también para reconocer al persona de salud que labora en hospitales y forman la primera linea de combate de la pandemia, mientras que hubo quienes consideraban que el deseo de volver a tener una vida como la antes les daba motivos para estar alegres.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Limpio mi cuarto, lavo platos y desempolvo: así es como un niño pide que lo adopte una familia

Aseguran un tigre de bengala tras cateo en domicilio de Sonora; también hallan armas, cartuchos y autos

No levanta el Barcelona y apenas empata frente a Cádiz

Fiscalía CDMX inicia investigación contra hombres detenidos por lanzar pintura blanca a estatuas del Che Guevara y Fidel Castro