¿Por qué tanta clemencia con el embajador Ricardo Valero?… Simplemente es una rata de dos patas

VALERO: RATA DE 2 PATAS

Por Eleazar Flores

INDEFENDIBLE-. Por más que el presidente Andrés Manuel López Obrador trate de defender al diplomático Oscar Ricardo Valero Recio Becerra, éste fue captado robándose un libro en una librería de Argentina por lo que es indefendible no identificarlo como rata de dos patas, una de las canciones de mayor éxito de la intérprete folclórica Paquita la del Barrio.

Se trata de la librería “el Ateneo Grand Splendid”, una de las más grandes y surtidas del país sudamericano. El título del libro: Giacomo Casanova del autor francés Guy Chaussind Nogaret. El tema parecería intrascendente pero no tanto si se observa que se trata de sexo. El interesado del tema es el embajador Valero, un septuagenario de gran cultura.

El tema y todo lo demás pasan a último término pues lo delicado del asunto es que el embajador Oscar Ricardo Valero Recio Becerra está representando a un país, en otro país de gran tradición cultural. Para su información, Argentina y México son las naciones de mayor producción literaria, cuando menos eso reportaban los números a finales del siglo veinte.

¿QUIEN ES?-. Ricardo Valero es un mexicano privilegiado pues se trata de una persona formada en las mejoras escuelas de enseñanza superior de nuestro país como la UNAM, maestro del ITAM e investigador de tiempo completo en el prestigiado Colegio de México, COLMEX, institución de alto nivel, como ahora lo es el Centro de Investigación y Docencia Económica, CIDE.

Como muchos políticos de la tercera edad e integrantes de la curta transformación, Ricardo Valero fue priista y a últimas fechas del Movimiento de Regeneración Nacional. Compañero de políticos de primero nivel como Cuauhtémoc Cárdenas y el propio Porfirio Muñoz Ledo, otro ex embajador que tuvo problemas, pero de otra índole, siendo embajador de México en la ONU.

Le mata la curiosidad?, se lo digo. Dicen que don Porfirio llegó en estado inconveniente a una jornada de trabajo en la sede de la ONU, alguien le estorbó su vehículo y de ahí vino el sainete.

Pero volviendo con don Ricardo Valero, llegó a ser diputado federal y miembro de asuntos culturales del PRI, vino 1987, el destape presidencial de Carlos Salinas de Gortari, la inconformidad de Cuauhtémoc, Porfirio y sus muchachos, -entre ellos Valero-,. Desertaron del PRI y se fueron a formar el Frente Democrático Nacional, más tarde PRD.

El video donde se muestra a Valero envolviendo el libro en un periódico no es truqueado por lo que su salida de la embajada es inminente, su caso indefendible aún con el apoyo presidencial de por medio, pero su fama pública está destruida.

De esta no se levanta.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Ainara Suárez podría romper el silencio tras la liberación de la influencer YosStop

Descubren ofrenda mexica cerca de Plaza Garibaldi

Sandra Cuevas lanza ”Desayunando con tu alcaldesa”, programa enfocado a tomar decisiones en familia

Alemania informa del mayor número diario de muertes por COVID-19 en nueve meses