Morena ha entrado en crisis institucional porque no hace caso y reta al presidente, afirma Mario Delgado

CIUDAD DE MÉXICO.- El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, lamentó que en Morena sigan las visiones encontradas respecto a la elección de la dirigencia nacional, lo que ha puesto, dijo, al partido a punto de una crisis institucional.

En conferencia de prensa desde el recinto legislativo de San Lázaro, Delgado, quien también buscaba la dirigencia del partido, reconoció que al interior del partido hace falta mucho dialogo y escucharse entre ellos.

Insistió en la necesidad de seguir la recomendación del fundador del Movimiento, es decir, al presidente Andrés Manuel López Obrador, de elegir la nueva dirigencia a través de encuestas.

“No se puede conducir a partir de posiciones únicas e irreductibles y sí es muy lamentable que el partido esté en esta situación porque hay un desafío abierto al Presidente, al fundador, a quien convocó a este gran movimiento, ahora se le hace a un lado y hay dirigentes que piensan que está equivocado.

“Y el hecho de haber ignorado su recomendación clara, precisa, de que se resolviera vía las encuestas para evitarse problemas, pues tiene ahora a punto de una crisis institucional a Morena. Me parece que es una gravísima irresponsabilidad de los dirigentes que han conducido a este punto a nuestro partido y ojalá pronto reflexionen y paren las disputas”, aseveró.

Lo anterior luego de ser cuestionado por el congreso extraordinario que convocó la presidenta del consejo nacional de Morena, Bertha Luján para el 26 de enero y donde buscan, entre otras cosas, definir la permanencia o no de Yeidckol Polevnsky al frente de ese instituto político.

Delgado señaló que, lamentablemente este congreso es sigue siendo parte de una disputa, por lo que, afirmó, se está perdiendo tiempo valioso anteponiendo intereses personales sobre el del proyecto.

Insistió en que se está perdiendo un tiempo valioso que deberían de aprovechar para estar organizado el proceso del 2021.

Sostuvo que, el vacío de Morena como partido político en el país es cada vez más visible y con consecuencias políticas cada vez más claras.

Enfatizó que existe una gran soberbia en aquellos dirigentes que hacen a un lado la opinión o recomendación que hace el Presidente por el hecho, dijo, de que no les conviene en lo personal, por lo que, sostuvo, que un buen dirigente tiene que demostrar que pone por delante los intereses del proyecto “y no que actúa a partir de berrinches o de posiciones irreductibles”.

“Esperemos que reflexionen, que pongan por delante el proyecto la cuarta transformación; tenemos que escuchar al Presidente de la República (…). Si el partido entra en una crisis legal y política, ahí yo creo que los militantes que tenemos que ser muy exigentes y ponerle nombre y apellido a los responsables y buscar una ruta de salida.

“Buscar un proceso de unidad que lleve a una renovación que fortalezca al partido, y darnos cuenta de una cosa, el partido es simplemente un instrumento de un movimiento que es mucho más grande. El reto de Morena es estar a la altura de seguir manteniendo a todo el lopezobradorismo en sus filas”, puntualizó.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Fastos en el bicentenario de la Independencia y llamado presidencial a la paz y a la unión de todo el mundo

Jawy quería tener a Manelyk de sirvienta, le reclamaba por no tender la cama y por no saber qué había en la alacena

El PAN va a elecciones para seguir igual, anodino y sin oposición al régimen

PAN: la dicha inicua de simular democracia e ir elecciones para seguir sin ser oposición