México y EU acuerdan fortalecer el Grupo de Alto Nivel bilateral para atacar crimen y fortalecer desarrollo

CIUDAD DE MÉXICO.- México y Estados Unidos convinieron fortalecer el grupo de alto nivel bilateral para reforzar la lucha contra el crimen organizado, el narcotráfico, el cruce de armas en la frontera y otros niveles de colaboración.

El acuerdo se alcanzó en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), donde hubo funcionarios de ambos gobiernos y representantes diplomáticos cuya misión será dar seguimiento al trabajo conjunto.

En el encuentro participaron los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo; y de Marina, José Rafael Ojeda Durán.

El fiscal general William Barr y el embajador Christopher Landau encabezaron la delegación por parte de los Estados Unidos. Previamente, celebraron un encuentro con el presidente Andrés Manuel López Obrador en el que también participó el secretario de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval González.

En la reunión, los funcionarios intercambiaron puntos de vista y conversaron, de forma cordial y respetuosa, sobre las prioridades en materia de seguridad para ambas partes.

Entre otros puntos, conversaron sobre cooperación en materia de tráfico de armas, lavado de dinero, trasiego internacional de drogas y cómo hacer frente en conjunto al crimen transnacional y al tráfico internacional de drogas.

En el encuentro, acordaron fortalecer al Grupo de Alto Nivel de Seguridad México-Estados Unidos (Ganseg), integrado el pasado 27 de agosto, con el objetivo de combatir a la delincuencia organizada y al crimen que opera de forma transfronteriza. Ambos gobiernos darán seguimiento a los resultados a través del Ganseg.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

2019, el año más violento… vs migrantes

La violencia mata a México, la Guardia Nacional reprime a migrantes… ¡y dónde están la CNDH y su presidenta?

Sesenta por ciento de los policías del país no ha presentado o no pasa los controles de confianza

Vuelos y corridas a Honduras y El Salvador: el gobierno regresa a migrantes que traspasaron la línea sur del país