Los líderes del sindicato petrolero quisieron chantajear a López Obrador ‘y los mandé al carajo’

CIUDAD DE MÉXICO.- El cambio de dirigentes del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) no trajo la paz al gremio.

Los nuevos líderes intentaron acercarse a Andrés Manuel López Obrador para preservar sus prebendas a cambio de sacrificar a los trabajadores.

-Y los mandé al carajo -narró el tabasqueño en gira por Colima durante su recorrido de supervisión de instalaciones eléctricas.

Desveló en aquella entidad:

“Me mandaron a decir los dirigentes que querían quedarse con sus privilegios; me mandaron a decir que estaban dispuestos a aceptar que aumentara la edad de jubilación para los trabajadores petroleros. Y los mandé al carajo”.

Luego explicó:

“Lo que se hizo fue quitar los privilegios para los dirigentes, no aumentar los años de trabajo para la jubilación”.

López Obrador habló de la inquietud que tienen muchos gremios por la situación de sus contratos colectivos de trabajo, pero serán revisados.

Porque hasta ahora los beneficios sólo ha sido para las camarillas que los han dirigido.

Se reunió con miembros del Sindicato Unico de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), el cual acaba de renovar sus condiciones laborales con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Según él, todo se hizo con diálogo porque antes no podían establecer negociaciones con los gobiernos y se limitaban a aceptar las condiciones que le imponían.

Luego les explicó:

“No quiero que se entienda que todo fue culpa de los dirigentes… es que había muchas presiones, los tenían bien apergollados, y ahora hay libertad sindical, democracia sindical.

“Tenemos que ponernos de acuerdo, trabajadores y dirigentes, los representantes de los trabajadores”.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Está confirmada la participación de cuatro miembros del Ejército Mexicano en la masacre de Iguala: Adán Augusto López

Las ‘corcholatas’ seducen operadores electorales priístas para sus campañas

Las ‘corcholatas’ presidenciales de Morena buscan seducir operadores priístas para asegurar su candidatura

Nueva comisión en puerta