Las Fuerzas Armadas sí entregan insumos médicos de calidad, pero desde Palacio desaniman a gobernadores

·           Coronavirus: satisfacciones, confusiones y contradicciones

·           Les alegra la llegada y apoyo de las Fuerzas Armadas pero…

·           Bonilla invoca lo último: respaldo popular y sus resultados

Primero una buena nota:

A los estados han comenzado a llegar los diferentes insumos que reparten las Fuerzas Armadas, Ejército y Marina.

En los estados están sorprendidos por su buena calidad y por la rapidez con que se ha montado el sistema de reparto.

-Si así fuera la entrega de todos los recursos, en especial el dinero solicitado para la emergencia, no estaríamos sufriendo.

Todos los mandatarios estatales consultados están contentos porque la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) cumple la instrucción presidencial de aplicar el plan DN-III.

La Secretaría de Marina (Semar) hace lo propio.

Es un buen punto para dos personajes: el general bajacaliforniano Luis Cresencio Sandoval, al frente del Ejército Mexicano y su plan de apoyo a  una población urgida.

Y de José Rafael Ojeda Durán, el almirante veracruzano quien desde la Marina ha tomado un papel de alta confidencialidad en la persecución de criminales de alto impacto.

Es dato de origen cierto: los gobernadores están felices con su arribo, pero en el pecado llevarán la penitencia porque cada día recibirán más solicitudes de todo tipo.

Y EL CENTRO LES FACTURA

Pero no todo es felicidad.

Varios gobernadores, de la parcela propia y de la extraña, están sorprendidos cuando escuchan en la conferencia rutinaria el casi anuncio del fin de la emergencia sanitaria.

Lo hacen cuando desarrollan esfuerzos desesperados para atender a una población cada día más demandante de servicios y están obligados a reconvertir su sistema de salud.

Ayer, por ejemplo, el quintanarroense Carlos Joaquín anunció el arribo de 22 toneladas de enseres hospitalarios y de protección médica, así como la puesta en servicio de nuevas instalaciones.

La pandemia acosa.

En Baja California el morenista Jaime Bonilla bate a brazo partido para trabajar en doble vía: atender el aislamiento ordenado desde la Ciudad de México y los reclamos de los compradores estadunidenses para no romper las cadenas de valor.

Eso sí, ellos y otros –el mexiquense Alfredo del Mazo, el yucatecoMauricio Vila, el tamaulipeco Francisco Javier Cabeza de Vaca– se confunden con el cruce de señales y lanzan un grito cuando ven a soldados y marinos:

-¡Gracias, Marcelo

Y no les ponen peros a las importaciones chinas, de Europa, de Estados Unidos, de donde sea…

BONILLA PIDE CALIFICARLO

1.-Cuando se acerca al destino de su gobierno, el bajacalifornianoJaime Bonilla invoca revisar sus resultados.

Espera, dice, un juicio objetivo de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) con base a la ley y a sus acciones.

Es su último recurso.

2.- El Grupo Salinas dio su propia versión a las críticas de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde:

La operación de Elektra no es general, ha cerrado algunos departamentos y solamente da servicios esenciales.

Son: traslado de remesas, telecomunicaciones, enseres domésticos como refrigeradores, equipos de cómputo para la escuela y motocicletas para el reparto de alimentos, medicamentos y materiales de curación.

Todo, asegura, en plena observancia de los ordenamientos, como han constatado las autoridades sanitarias y de protección al consumidor.

Y 3.- si de resultados se trata, el tamaulipeco Francisco Javier Cabeza de Vaca recibió aire fresco del Inegi: combina políticas de seguridad con promoción productiva.Así han llegado más de cinco mil millones de dólares en inversión directa.    

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Mueren dos personas tras explosión de artefacto en Salamanca: VIDEO

¿Qué hay detrás del vídeo de los honores a los héroes de Independencia en la Basílica de Guadalupe?

Vence Cruz Azul a Gallos y levanta el ánimo del equipo

Celac… Exitoso fracaso