Los gobernadores mejor evaluados son militantes PAN y los peores son de Morena: Kenia López Rabadán

Ciudad de México.- Este martes la senadora del panista Kenia López Rabadán destacó en el Senado de la República que actualmente los gobernantes mejor evaluados son emanados del Partido Acción Nacional (PAN).

Lo anterior lo declaró en el marco de la Presentación del Índice del Estado de Derecho en México 2021-2022, de la Organización World Justice Project (WJP) en el Senado de la República

“Tal es el caso de Querétaro, Yucatán, Guanajuato y Aguascalientes, que son las entidades consideradas como las mejores para vivir”, resaltó la legisladora.  

Se refirió a Mauricio Kuri, Mauricio Vila, Diego Sinhue y Martín Orozco, los tres primeros con elogios de Andrés Manuel López Obrador en varias ocasiones.

En contraparte, las más desafortunadas en materia de Estado de Derecho para vivir son Guerrero, Morelos, Quintana Roo y la Ciudad de México, al mando de militantes del oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Es decir, los peores son Evelyn Salgado, Cuauhtémoc blanco y Claudia Sheinbaum, ésta preferida por López Obrador para ser su candidata a sucederlo en 2024.

En dichos estados, según el estudio, se detectó que no hay límites al poder gubernamental, hay más corrupción, no hay gobiernos abiertos, no se respetan los derechos humanos, hay más inseguridad y hay altos índices de impunidad, subrayó la legisladora panista.

Ante ello, la Vicecoordinadora del PAN aseveró que “es alarmante que la CDMX sea el lugar 31 de 32 en cumplimiento a la ley; el 30 en corrupción y el 29 en justicia penal”.

Con información de Quadratin CDMX

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Santos Laguna dio un repaso al América en el primero tiempo, pero las Aguilas reaccionaron y empataron a 2 goles

Le echan el SAT a Rosario Robles para cobrarle multas que perdió la Sedatu… ¡al perseguirla!

La vida como rencilla; la arena del mundo

Regaño presidencial a la vieja usanza para Cuauhtémoc Cárdenas y Ricardo Monreal: ‘A mí no me retobe, muchachito’