Era cuestión de saludarlo y José Agustín, el ‘alivianado’, se soltaba con su lenguaje fresco y sus atractivas anécdotas

JOSÉ AGUSTÍN “ALIVIANADO”

Por Eleazar Flores


ERA COMO TÚ-.De la década de los sesentas, setentas en adelante, hablar con un escritor era algo
casi inalcanzable salvo que hubiera un “padrino” de apoyo pero con JOSÉ AGUSTÍN era distinto,
bastaba que te viera con un bolígrafo y una libreta para apuntar, “puesto”,-no se usaba
grabadora-, le claro.


Trato de emplear palabras que desde la primera ocasión que platicabas con él se “soltaba”, así de
franco, de ahí que de entre la comunidad intelectual ADULTA, a esos jóvenes escritores, como
Gustavo Sainz y su GAZAPO, los identificaron con el calificativo de ALIVIANADOS, que para esos
tiempos equivalía a un INSULTO. ¿Como el GÜEY de hoy”, usted tiene la palabra.


Desde luego que una plática así haya sido larga pero informal que “no sea entrevista”, me advirtió,
no fue suficiente para conocer a JOSÉ AGUSTÍN RAMÍREZ GÓMEZ, nacido el 19 de agosto de 1944,
un día después del año en que este escribiente llegó en la octava maravilla del mundo, fue lo que
le informe y sonriente me aclaró de inmediato “esa es ACAPULCO”, ni para contradecirlo.


Antes de enumerar algunas de sus muchas obras escritas y sólo como rumor que el escritor me
veía incrédulo y sonriente, -por “enterado”-, aclaró, hablamos de una película en la que dicen que
estuvo cerca de la filmación CINCO DE CHOCOLATEY UNO DE FRESA, protagonizada por la única
novia de México ANGÉLICA MARÍA, seguramente él como su principal admirador. Ni regatearle, al
contrario envidiarlo, pero entendible pues fueron exitosos contemporáneos en sus campos.


LIBROS-. Sin menosprecio a ninguno de sus libros pues todos deberían ser IMPERDIBLES como
seguramente lo son para los estudiosos de la especialidad, valoro mucho los distintos tomos de
TRAGICOMEDIA MEXICANA, una narrativa nacional de la vida pública y sus protagonistas, quienes
casi en su totalidad le salen debiendo al país, y tratándose de ocupadores de puestos de elección,
les quedan a deber quienes en su momento votaron por ellos-as.


Una narrativa no tan novelada como la de su antecesor en este oficio, el desvalorado por la “crítica
especializada” LUIS SPOTA, con su TETRALOGIA DEL PODER que al final la integraron cinco o seis
libros, en cuyos contenidos se avizoró la presencia del EJÉRCITO en todos los quehaceres de la vida
pública, pero la novela, pasó desapercibida en su momento, pero hoy es el pan de cada día.


A Spota le regateó la crítica especializada el uso “corriente” del lenguaje, ignorando que ASÍ
HABLA COLOQUIALMENTE nuestra “ilustre” clase política, me comentó un día el escritor y en
honor a la verdad no le faltaba razón, al contrario, hasta se quedaba corto.


Imposible un espacio de casi quinientas palabras para escribir acerca de JOSÉ AGUSTÍN, después lo
intentaré.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

No más apoyos: la Secretaría de Marina cierra centros de acopio y no repartirá más víveres a damnificados del huracán Otis

Yo filtro, tú filtras, todos filtramos… y al país degradamos

El presidente López Obrador nos hunde en una degradación como país cuyo fondo no alcanzamos a ver

El pétalo de una rosa