El gobierno de López Obrador quiere quitar casi 183 mil millones de pesos a los estados en 2021

CIUDAD DE MÉXICO.- Tres de los 10 gobernadores integrantes de la Alianza Federalista se reunieron con diputados de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, y de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), ante quienes presentaron su propuesta de modificaciones al gasto federal.

De manera destacada piden resarcir 182 mil 937 millones 550 mil pesos para mantener los recursos en las entidades con respecto al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020.

Tras la reunión en privado que sostuvieron desde el Salón de Protocolo de la Cámara de Diputados, los gobernadores señalaron en declaraciones a la prensa que su demanda es que no existan reducciones adicionales en el presupuesto de las entidades federativas para 2021 y se mantenga lo que se tuvo este 2020.

Señalaron que el recorte a estados de 182.9 mmdp que viene en el proyecto de Presupuesto 2021 y piden resarcir, significa un 8.92 por ciento menos con respecto al Presupuesto del 2020, por lo que insistieron en que es necesario replantear la propuesta del Ejecutivo federal pues refirieron que su propuesta es viable ya que se pueden obtener recursos si se ajusta la inversión de los llamados proyectos faraónicos del Gobierno federal.

“El proyecto de presupuesto solo trae una disminución de .3 por ciento para el año que entra, sin embargo, para las entidades federativas la disminución es del nueve por ciento, entonces hicimos una propuesta muy sensata, entendemos la realidad por la que estamos atravesando todo el país, pero creemos que lo que le hemos dejado en la mesa a las diputadas y diputados, es perfectamente viable, para que los estados no entremos en una situación más crítica de lo que ya está.

“Pedimos que se haga algún ajuste a los programas gubernamentales, de los programas centrales que tiene el Gobierno federal bien podría hacerse un ajuste, hablamos del tren maya, de Dos Bocas, del Aeropuerto (Santa Lucía), que hoy por hoy no son los temas más importantes, lo que más importa es cuidar la salud y salvar vidas”, detalló Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán.

Sobre el amago de salirse del pacto fiscal si desde la Cámara de Diputados no corrige la cuestión presupuestal para los estados, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, no lo descartó por completo al señalar que siempre hay opciones.

Sin embargo, dejó en claro que primero están buscando por todos los medios poder llegar a acuerdos.

Asimismo, refirió que, de acuerdo a la Ley de Coordinación Fiscal, le corresponde a los congresos locales determinar en un momento dado si se sale o no de la coordinación fiscal, pero no deja de ser una alternativa.

“Habemos estados en el país que tenemos las capacidades para hacer la recaudación correspondiente, pero esperemos no llegara eso y llegar a acuerdos que nos permita sacar adelante a nuestros estados; salirse son opciones legales que se tiene y por supuesto que vamos a tener que valorar todos los escenarios”, apuntó el mandatario tamaulipeco.

Por su parte, el priista Miguel Riquelme reiteró que pidieron a los legisladores que se analice el presupuesto de manera responsable para que se den cuenta de las consecuencias que podría traer para las entidades federativas en 2021 un recorte como el que se plantea, y en medio de la pandemia que se vive, sobre todo cuando, afirmó, ninguno de estos estados ha recibido apoyo para enfrentar la crisis sanitaria, aunque cuando ellos han aportado recursos al Gobierno federal para este fin.

“Hoy expusimos no solamente las razones, sino también una propuesta de dónde se pueden tomar los recursos y que se pueda redistribuir este presupuesto y que de manera responsable sea aprobado (…).

“Podrán ganar la votación, pero nunca la discusión con la sociedad y sobre todo, qué habrá de ocurrir en cada entidad o qué consecuencias tendremos de no aprobarse el presupuesto a menos como el del año en curso que ya fue muy sacrificado”, aseveró.

Dejaron en claro que ellos no son separatistas y que lo único que quieren es revisar el pacto fiscal, más no el federal, pues aseveraron que el Pacto Fiscal vigente es centralista pues se acordó desde 1978, por lo que hoy ya resulta obsoleto y rebasado.

“Nos interesa mucho que se tomen en cuenta nuestras propuestas y nosotros no queremos que se revise el pacto fiscal para que unos ganen y otros pierdan, es más, como decía el gobernador de Tamaulipas, hemos propuesto que se construya un fondo para recompensar a las entidades en desventaja. “

Ayudarles a las entidades que menos riqueza generan, pero en una condición de equidad donde el dinero no es del Presidente, es recurso público de todas y todos los mexicanos y tiene que manejarse con equidad”, apuntó Aureoles.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Los finalistas de ayer empataron hoy: el subcampeón León 1, el campeón Atlas 1

Los intentos fallidos por tumbar a Monreal

Los cuervos del poder están de duelo: no pueden tumbar a Monreal en el Senado

El cartucho quemado y el feminismo