Dichos contra hechos: si fue buen año, hay que preguntarle a los LeBarón, a los deudos de las víctimas, a quienes pagan mordida…

PROMESAS PARA EL 2020 

Por Eleazar Flores

FALTA CUMPLIRLAS-. Para empezar por el principio, felicidades a usted que descansó de contenidos cotidianos como éste y otros…pero el tiempo para la rutina inicia hoy y …ni modo, a externar los puntos de vista a cerca de personas y hechos, casi siempre encontrados respecto a la visión oficial. 

EJEMPLOS-. De acuerdo al mensaje presidencial de fin de año enviado desde la zona arqueológica de Palenque, 2019 “no fue un mal año”, además de que “hay bienestar”. Habría que preguntar a los Le Barón en el norte o los habitantes de Culiacán si el 2019 no fue tan malo o se siente el bienestar del que se habla, no obstante que a pie de banqueta la gente opina diferente. 

En cuanto a violencia e inseguridad ya ni vale la pena dar cifras pues a diario cambian a la alza, no obstante los “otros datos” que se dan en las mañaneras a cargo del propio padre de la cuarta transformación, -o en los cuatro informes que ha dado en el año que lleva de gestión-, o de sus operarios como el “fortachón” secretario de Seguridad Ciudadana Alfonso Durazo. 

De la reiterada afirmación de que “se acabó la corrupción” cabe la pregunta del motivo por el que el 70 por ciento o más de todos los contratos y operaciones realizadas por el sector público, se hayan celebrado por asignación directa y fuera de todo concurso. Este porcentaje de asignación directa de contratos “no lo tenían ni Fox, ni Calderón, ni Peña”, advierte el filoso Don Teofilito.

Otra “virtud” que no se alcanzó con ninguna de las tres presidentes anteriores es la escasez de medicamentos de demanda sentida para atender a enfermos de cáncer. Las autoridades del sector salud se ufanan en asegurar que no hay escasez de ningún medicamento pero también son ciertas las denuncias mediáticas de sufridos padres de familia, hasta con lágrimas en los ojos, para que atiendan a sus hijos en los hospitales públicos. 

POLÍTICA EXTERIOR-. En cuanto a la política exterior de nuestro gobierno parecería que la única afrenta sería la cometida por el embajador mexicano en Argentina por robarse un libro; pero nos esperaba algo peor, la traída a México del ex presidente de Bolivia Evo Morales, todo con dinero de nuestros impuestos, la cálida bienvenida de Marcelo Ebrard y … 

La salida sin avisar del propio Evo con destino a Cuba y luego a Argentina, donde a pocos días de llegar hizo un mitin político…como los muchos que organizó en México, para anunciar su retorno a la política electoral. 

El chistecito de Evo Bolivia-México costó 2 millones de pesos…pero vamos bien.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Estos son los reos que escaparon del penal de Tula tras ataque con explosivos y balacera (Fotos)

El empresario Alonso Ancira se pone digno y pide se le retiren los cargos por la venta de la planta chatarra de Agronitrogenados

Ainara Suárez podría romper el silencio tras la liberación de la influencer YosStop

Descubren ofrenda mexica cerca de Plaza Garibaldi