Desempleo… Lo que sigue

SIN PLAN ALGUNO-. Antes que en otro lado, se enteró aquí del problema que se presentó en hospitales por escasez de medicamentos contra el cáncer y otras enfermedades, además del coronavirus. Sin solución a lo anterior viene un panorama desolador para millones: el desempleo. 

Desempleo que por generarse en las mini empresas no se registrará en estadísticas que se den en las mañaneras, pero que lacerarán a la familia en todos los campos, comida, educación, etc. 

Cito estos dos campos por ser punta de lanza del quehacer diario que le restamos importancia cuando la RUTINA, antes del coronavirus, encontraba una solución pronta y relativamente fácil dentro de nuestro desempeño personal, familiar y por supuesto laboral, campo éste que sostiene el vestido y el sustento, parte de la oración LA MAGNIFICA. Los católicos saben a lo que me refiero. 

DESEMPLEO-. Por experiencia laboral que da la juventud acumulada de cinco décadas en esta tarea de escribir, se ha testimoniado desde la retórica barata de muchos políticos, -no todos sí la mayoría-, hasta la heroica resistencia de madres y padres de familia para comprar y llevar el sustento al hogar, el vestido y la educación,… pública o privada si las condiciones lo permiten. 

En una, dos o tres semanas para regresar al trabajo, relativamente normal, los patrones de las grandes e incluso medianas empresas no se preocuparán demasiado pues sus reservas pudieron ayudarles a sortear el temporal, y si tuvieron “palancas” para obtener un financiamiento federal o estatal mucho mejor. Cierto lo de palancas pues a Juan Pueblo nunca le respondieron, me consta, al menos en el Edomex. 

MINI, MINIS-. Lo que ocupa y preocupa es el pequeño empresario, dueño de un negocio que tuvo que cerrar por disposición oficial, talleres, mueblerías, ferreterías y demás. El o los dueños de estos negocios, incluso podrían no tener trabajadores afiliados al IMSS pues en ocasiones son centros familiares de trabajo. Reiniciar será heroico, sin dinero, sin clientes y a pagar impuestos. 

En el hipotético positivo de que los programas oficiales hayan llegado a los empresarios, escasamente cubrieron al diez por ciento de los mismos ¿y los demás?. 

Vendrá lo que nadie quisiera que llegase, el desempleo, pues no siendo una empresa familiar pero sí de cinco a diez, quince o veinte trabajadores, por necesidad el “patrón” se verá en la necesidad de despedir a “dos que tres” personas. Si esta operación la multiplica por cientos o miles de pequeños centros de trabajo en todo el país, las personas sin ingresos a partir de junio se contarán por millones. 

Daría el doble pro estar equivocado pero espere y el tiempo dirá la última palabra

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Y a pesar de todo y el discurso oficial, Iturbide

Sólo un organismo autónomo como el Banxico honra con un billete a quien, a pesar de todo, consumó la Independencia

En ataque directo, sujetos en moto matan a tiros a chófer de transporte público en Neza

Asaltantes al sentirse acorralados se lanzan desde cuarto piso en Tlatelolco