Cuidado con cifras y actitudes

CUIDARNOS-. Al observar el comportamiento socialmente ejemplar en muchos casos, incomprensiblemente confiado en otros y las contradicciones gubernamentales en la mayoría de las veces, lo único efectivo que queda es recluirnos por convicción al margen de llamados oficiales. 

Las contradicciones van desde que ya saben quién, primero recomendó salir y ha cambiado de opinión, de presumir suficiencia de insumos médicos y a diario hay quejas de familiares de enfermos fuera de los hospitales por la escasez de los mismos y la suficiencia mediática del subsecretario López Gatell que ni a los secretarios del gabinete les contesta las llamadas. 

En este pandemónium en el que nos tenemos que acostumbrar a vivir, voluntariamente a fuerzas, si es que queremos sobrevivir al misterioso pero letal fenómeno del coronavirus, cuando vemos para el mundo católico, que en México anda en un 85% hay una luz de esperanza, la misa dominical que oficio al medio día el cardenal Carlos Agiar Retes, reforzado por el mensaje esperanzador del presidente del CELA, cardenal peruano Miguel Cabrejos. 

La Confederación Episcopal Latinoamericana, CELA, no es cosa menor en todos los países de nuestro continente, pues tienen una población mayoritariamente católica, de ahí su gran influencia. Esto lo sabe bien la iglesia que lleva predominando desde el punto de vista espiritual, “apenas” unos dos mil años. El llamado lo hizo ayer, justo en domingo de resurrección. 

REALIDAD-. Regresando a lo terrenal que es lo que nos domina e interesa, prepárese para escuchar hoy el “enésimo” informe presidencial, ahora con la temática de lo que se ha hecho para enfrentar el coronavirus. Sería ideal que también se dijera lo que se ha dejado de hacer por falta de coordinación, incluyendo los lacerantes daños económicos por desempleo y contra las PYMES. 

La mayor contradicción evidenciada en la cúpula de la cuarta transformación se dio la semana pasada que en principio se había autorizado la fabricación de cerveza en su ritmo normal, se dio marcha atrás en el círculo cerrado presidencial pero no se notificó al secretario de Agricultura Víctor Villalobos Arámbula quien recibió un revés público de un subsecretario, sí, López Gatell. 

Con sobrada suficiencia el subsecretario López Gatell, de quien se hablará esta semana a nivel internacional, ni siquiera se disculpó por una falta de comunicación, no obstante haber sido quien no respondió a la búsqueda de Víctor Villalobos. Si estos detalles se descubren en el círculo superior de la cuarta transformación, imagínese lo que pasa de mandos medios para abajo. 

Seguramente a esto último se deba que en las mañaneras el dueño del micrófono presuma que “vamos re que te bien”, y en las noticias se descubran fallas.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Se realiza con éxito el segundo Simulacro Nacional 2021 en CDMX y varios estados del país

Manuel Mejido, andanzas de un viejo periodista

Proponen en el Senado crear Secretaría del Agua

Fundamental, empoderamiento económico de mujeres mexicanas, consideran en el Senado