Cuando la perra es brava… Va Claudia Sheinbaum contra Raymundo Collins con orden de aprehensión

CIUDAD DE MÉXICO.- Raymundo Collins, alto funcionario del desaparecido Gobierno del Distrito Federal (GDF), tiene orden de aprehensión por faltas administrativas.

Claudia Sheinbaum no precisó si se trata de un acto tipificado como corrupción, pero confirmó que la justicia ya busca a quien tuvo muchos cargos en el pasado reciente.

Se trata de muchos millones de pesos, acotó.

Fue subsecretario de Seguridad Pública con Marcelo Ebrard, con quien chocó y obligó su remoción cuando el hoy canciller creaba policías a granel: que acuática, que monta, que para la Alameda Central…

Después fue director del Instituto de la Vivienda (Invi), que maneja las políticas habitaciones y es fuente de financiamiento para organizaciones clientelares y grupos vulnerables.

También fue director de la Central de Abastos, donde se manejan miles de millones diarios y tradicionalmente ha tenido fama de ser un foco de corrupción.

Al final del gobierno capitalino anterior, el de Miguel Angel Mancera y José Luis Amieva, estuvo al frente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) con golpes espectaculares en sus operativos.

MUCHOS MILLONES

Pero el tema parece estar en la Central de Abastos y, específicamente, por fallas en la entrega-recepción, según bosquejó Sheinbaum en conferencia de prensa esta mañana.

Dijo:

“Hay una orden de aprehensión por un tema de la entrega-recepción en su momento. Ustedes saben, el Invi opera a través de dar recursos a organizaciones a través de créditos.

“En este caso fue un monto muy importante de millones de pesos que no tenía sustento en ningún crédito, sino sencillamente se otorgó el recurso directamente para la construcción de vivienda”.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

El Frente opositor se fortalece en lugares y con candidatos sorpresivos

La coalición Fuerza y Corazón por México asciende en las preferencias en lugares que creía perdidos y con candidatos inesperados

Retenes, montajes y negación

Los retenes carreteros son tolerados por el gobierno y producen mucho dinero (normalistas) o mucho temor