Engañó y violó conserje de escuela a un niño en los baños pero sigue libre, se queja la mamá

TIJUANA, BC.- Una madre busca desesperada que el violador de su hijo sea castigado, pues era el conserje de la escuela de su hijo al cual mediante engaños abusó de él sexualmente.

La mamá del menor se quejó ante periodistas que ella presentó la denuncia penal en agosto pasado, sin que hasta el momento hayan procedido en contra del violador.

Tengo el dictamen médico y psicológico, el mismo doctor, perito, me comentó que sí estaba tal daño, y que sí eran los daños como mi hijo se lo había comentado, y aun así no tengo respuesta alguna”, expresó la señora Reina Preciado.

Aportó más datos: el presunto agresor trabajaba como velador y conserje en la escuela primaria “Agustín Yáñez”, donde estudia su hijo y se encuentra ubicada en la colonia Valle Verde.

”Era una persona muy amigable, de hecho apadrinaba a los niños”, señaló.

La madre desesperada expuso que el mundo al revés: cuando fue ha hablar con los directivos de la escuela, le contestaron que por protocolo tenían que dar de baja a su hijo.

Mientras, el violador sigue en libertad y, dado que vive cerca de la escuela, ella teme por los demás niños.

Reportes de Excelsior indican que que los hechos ocurrieron en los baños del colegio, donde el acusado ingresó a donde se encontraba el menor, ya que las puertas no tenían seguro.

Reina Preciado denunció ante los medios que que las autoridades no están haciendo nada.

Para sustentar su queja ante los medios de comunicación, la señora Preciado presentó copias fotostáticas de la denuncia presentada ante el Ministerio Público y pide justicia para su menor hijo.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Origen de los sismos que afectan a México: 25 por ciento inician en Oaxaca, revela TV Azteca

Monterrey hace del Cruz Azul una piltrafa, lo elimina de la Concachampions con goleda de 5-1 y va contra el América a la final

Desde Palacio Nacional se fortalece la autodestrucción de PRI y PAN

PRI y PAN se desmantelan solos con sus errores, pero reciben golpes sólidos desde Palacio Nacional