Cómo cedió México la supervisión de fábricas y centros laborales por parte de Estados Unidos

CIUDAD DE MÉXICO.- Fue necesario que México aceptar la supervisión laboral de Estados Unidos para firmar el adendum con Canadá, reveló la poderosa central AFL-CIO.

“Por primera vez realmente habrá reglas exigibles”, declaró el presidente del mayor conglomerado sindical de ese país, Richard Trumpka en declaraciones difundidas hoy.

Cuando cedió, el jefe de la snegociaciones mexicanas, el subsecretario Jesús Seade, se dio plenamente por enterado y por rendido en un mensaje que desveló el propio Trumpka:

-No puedo decir que ‘fue un placer’ porque eres DURO, mi amigo.

Trumpka narró que la hoja de intención presentada el año pasado por el presidente Donald Trump hablaba de esa posibilidad pero no daba garantías de cumplirse.

La divergencia entre ambos gobiernos era porque a juicio de la AFL-CIO los obreros mexicanos no gozan de plenos derechos sindicales en fábricas y demás centros de trabajo.

Pero también se intentó medio lavar el honor de las autoridades mexicanas al no designar una supervisión directa, sino un panel de tres representantes -uno or nación- para dar vigencia a esa condición.

Con el documento firmado, “por primera vez realmente habrá normas laborales exigibles”, incluidas “inspecciones de fábricas e instalaciones que no cumplen con sus obligaciones”.

Pero no se les llamarán inspectores: así se salvó la palabra del gobierno mexicano de que jamás aceptaría la tutela estadunidenses.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Origen de los sismos que afectan a México: 25 por ciento inician en Oaxaca, revela TV Azteca

Monterrey hace del Cruz Azul una piltrafa, lo elimina de la Concachampions con goleda de 5-1 y va contra el América a la final

Desde Palacio Nacional se fortalece la autodestrucción de PRI y PAN

PRI y PAN se desmantelan solos con sus errores, pero reciben golpes sólidos desde Palacio Nacional