Chivas va a Toluca, se encierra atrás, recibe el gol de la eliminación pero el árbitro marca… ¡fuera de lugar a Alexis Vega!

GUADALAJARA, Jal., 11 de mayo de 2024.- Con sufrimiento extremo pese a tener un hombre más sobre el campo, con fallas increíbles que le impidieron sentenciar y con un gol anulado por el VAR que ya celebraba Alexis Vega, Chivas aguantó con apuros el 0-0 frente a Toluca. Así, se metió a las semifinales del Torneo Clausura 2024, gracias al 1-0 global. Y ahí, vendrá un duelo de titanes, pues si no pasa algo extraordinario, probablemente se enfrentará al América, en el Clásico Nacional.

El Guadalajara llegó a la cancha del Estadio Nemesio Díez con la ventaja de un gol, que le permitía manejar de cierta forma el trámite. Los Diablos Rojos partían con la obligación de ganar por cualquier marcador para seguir adelante en el torneo. Los primeros intentos fueron de larga distancia. Marcel Ruiz regresó a la titularidad y al minuto 11, encontró la redonda fuera del área. Disparó sin pensarlo demasiado. El balón pegó en la base del poste y salió del campo. 

El propio Marcel Ruiz volvió a probar suerte de larga distancia poco después, al ‘18. Controló por el centro fuera del área y rápido apostó por el disparo raso, de pierna derecha, cruzado, que se fue por un costado. La primera aproximación del Rebaño Sagrado se presentó hasta el ‘20, luego de un robo de balón, que aprovechó Pavel Pérez para sacar un tiro lejano que Tiago Volpi atrapó con seguridad para apagar el peligro.

Los Diablos Rojos tenían control del encuentro. Dominaban la pelota y generaban mejores aproximaciones. Entonces, apareció la enorme figura de Raúl Rangel. Al ‘30, Alexis Vega quedó mano a mano frente al joven guardameta rojiblanco. Achicó de estupenda manera y con el brazo logró quitarle fuerza al remate. Antes de que llegara a la línea, Jesús Gilberto Orozco Chiquete apareció para alejar el peligro. Gran intervención del portero. 

Mas tarde, el Gacelo Edgar López recibió dentro del área, de espalda al arco. Se dio la media vuelta ante la marca de Gilberto Sepúlveda y sacó un disparo raso. El balón iba dirigido a la base del poste, con clara dirección de gol. Una vez más, Raúl Rangel apareció en plan grande. Se tendió a su costado izquierdo. Con una mano, desvió a tiro de esquina. Extraordinaria atajada que mantuvo el marcador igualado sin anotaciones, al ‘37.

Los ánimos se encendieron cerca del descanso cuando Alexis Vega se hizo de palabras con Ricardo Marín. El ex rojiblanco le gritó de todo a quien hasta hace unos meses fuera su compañero. Todavía al ‘43, los Diablos Rojos tuvieron otra oportunidad de abrir el marcador. En un contragolpe, Alexis Vega abrió al costado izquierdo para Jean Meneses, quien definió de primera con pierna derecha. Buscaba el palo lejano, pero el Tala de nuevo se quedó con el balón.

La gran actuación del portero rojiblanco continuó en la segunda parte. Juan Domínguez lanzó una diagonal que remató con potencia Edgar López. Sobre la línea tapó Raúl Rangel para erigirse como el mejor futbolista del partido hasta ese momento. Al Guadalajara le bastaba con el empate para avanzar a la siguiente fase de la Liguilla. Toluca, en cambio, necesitaba ganar o de lo contrario se despediría del torneo.

Pero el panorama se complicó poco después para el conjunto local. Brian García entró con mucha fuerza sobre el Nene Fernando Beltrán, en el área rojiblanca. El árbitro César Arturo Ramos fue llamado para revisar las repeticiones de esa plancha en el VAR. Luego de consultar las imágenes, el silbante determinó mostrarle la tarjeta roja al jugador de los Diablos Rojos. Al ‘57, el Rebaño Sagrado tenía un hombre más sobre el campo y todo a su favor para sacar el resultado que necesitaba.

Pese a tener un hombre más, le costaba generar peligro. Al ‘61, Ricardo Marín controló en el área y abrió a Pavel Pérez que  soltó un zurdazo potente a primer poste, que atajó Tiago Volpe. Tres minutos más tarde, Toluca estuvo cerca de abrir el marcador. Andrés Pereira se agregó al frente y sacó un disparo potente, que Tala Rangel rozó con la punta del guante y enseguida pegó en el poste. El juego seguía 0-0.

Con el rival obligado a ir al frente, el Guadalajara encontró espacios. Al ‘75, Cade Cowell llegó a fondo por izquierda y con una diagonal dejó solo a Javier Hernández. De forma increíble, el Chicharito remató por encima del travesaño. Perdonó. Tres minutos más tarde, Cade Cowell recibió solo por izquierda, dentro del área. A su disparo le faltó fuerza y Tiago Volpi atajó sin dificultades. Desperdicio Chivas dos importantes para sentenciar el encuentro.

Entonces vino la jugada más polémica del encuentro. Gilberto Sepúlveda cayó en el área y la redonda llegó hasta Alexis Vega. El ex rojiblanco aguantó la barrida de Orozco Chiquete y se la quitó con un recorte. Entonces soltó el zurdazo que venció al Tala Rangel. Las redes se movieron, explotó la tribuna y el delantero festejó eufórico. Con ese tanto se igualaba el global y los Diablos Rojos avanzaban por su mejor posición en la tabla.

Pero interino el VAR, para revisar con detalle la jugada. Se detectó que en el primer toque, cuando cayó el zaguero del Guadalajara, se encontraba Alexis Vega adelantado. Entonces, se anunció la anulación del gol. Agua fría sobre las cabezas de los futbolistas locales. La algarabía se apagó en ese momento. Se mantenía el 0-0 y el Rebaño Sagrado no se veía del todo sólido.

Como pudo, Chivas aguantó hasta escuchar el silbatazo final. El Rebaño Sagrado amarró el 1-0 y con esto avanzó a las Semifinales del Torneo Clausura 2024 de la Liga MX. Y ahí, en la lucha por llegar a la Final, probablemente se topará con el América en un nuevo Clásico Nacional en fase definitiva. Lo único que podría impedir que se dé este cruce, es que Pumas remonte este domingo la desventaja de 0-2 que tiene frente al Cruz Azul.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Ni Xóchitl ni Claudia: tientan de fuera al secretario de Hacienda

Las ofertas al secretario de Hacienda pueden cambiar al próximo gobierno y el manejo de las cuentas nacionales

La ciudad ideal e imposible

La Ciudad de México ideal debiera tener más virtudes y menos defectos, empezando por su Constitución