Baja Fitch Ratings el grado de la nota soberana de México y augura problemas mayores

CIUDAD DE MÉXICO.- La calificadora Fitch Ratings decidió bajar un grado la nota soberana de México, auguro de futuros problemas mayores para el pie país.

En términos prácticos, queda a un paso de no hacerlo recomendable para los inversionistas extranjeros, pero en su argot es reducirla de BBB a BBB-.

Lo hace por la fuerte recesión que se espera para el presente año -sobre todo los dos siguientes trimestres- y las dificultades que encuentra para su recuperación tras caer 0.1 por ciento en 2019.

Dice su información:

“La recuperación esperada para el segundo semestre de 2020 probablemente se verá frenada por los mismos factores que han obstaculizado el desempeño económico reciente, que han afectado la calificación y el nivel de ingresos”.

En general Fitch observa un deterioro en el alma de negocios en muchos sectores a pesar de la disposición mostrada por la iniciativa privada en áreas como la infraestructura.

Hay asienta también, una erosión de la fortaleza institucional en el mercado regulatorio.

Con estas características, sus previsiones hablan de una caída de al menos cuatro por ciento en el producto interno bruto (PIB), aunque otros especialistas la ubican hasta en nueve por ciento.

A su vez, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ha expresado a través de su presidente Carlos Salazar que puede llegar al diez por ciento si no hay incentivos a las empresas para enfrentar la crisis económica.

En este aspecto dice Fitch:

“Incluso en ausencia de una respuesta fiscal financiada con deuda es probable que la deuda del gobierno aumente al menos 6 puntos base del PIB a casi el 50%, el nivel más alto desde la década de 1980. Consolidar las finanzas públicas una vez que la crisis haya terminado y devolver el nivel de deuda con respecto al PIB a un camino sostenible será un desafío”.

La firma también ve un riesgo en el pasivo contingente de la deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex) de 105 mil millones de pesos o nueve por ciento del PIB.

Es un factor de riesgo clave por la fuerte depreciación del petróleo, al cual apuesta de manera poco recomendable la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Insiste:

“El impacto del empeoramiento de la posición financiera de Pemex en el perfil de crédito soberano se anticipó en gran medida en nuestra acción de calificación soberana anterior (junio de 2019) en México. Si bien los ingresos de la compañía disminuirán, continuará invirtiendo en nueva capacidad de desarrollo y en proyectos prioritarios, aumentando sus necesidades de financiamiento”. 

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Fastos en el bicentenario de la Independencia y llamado presidencial a la paz y a la unión de todo el mundo

Jawy quería tener a Manelyk de sirvienta, le reclamaba por no tender la cama y por no saber qué había en la alacena

El PAN va a elecciones para seguir igual, anodino y sin oposición al régimen

PAN: la dicha inicua de simular democracia e ir elecciones para seguir sin ser oposición