AMLO… Atacado no, cuestionado sí

PRECISAR-. En más de una ocasión, Andrés Manuel López Obrador se ha quejado por creerse “el presidente más atacado” que ha habido. Con diccionario en mano, se le puede contradecir pues es uno de los más cuestionados pero no atacado y mire que hay diferencia. 

ATACAR-. Se trata de un verbo regular transitivo de la primera declinación ligado a conceptos de interpretación belicista, -¿será por eso que se siente así el mandatario?-, pero también se identifica con otras tareas como “apretar” algo grande en un espacio reducido. También se identifica con el concepto de ajustar, pero por ningún ángulo aparece el concepto de insultar. 

CUESTIONAR-. El verbo cuestionar, -que es lo más aproximado a lo que López Obrador pudiera encontrar a su queja contra los medios-, también es un verbo transitivo de la primera declinación que se relaciona con el hecho de poner en duda por muchos lo que se dice por alguno o algunos que pudieran ser más, de un pronunciamiento personal u oficial. 

Las definiciones, abreviadas, de ambos verbos transitivos, por cuestiones de espacio, se extraen de contenidos del “diccionario de diccionarios” del idioma español. El de la Real Academia Española, RAE, así como del diccionario de la Academia Mexicana de la Lengua, filial de la primera, como las existentes en todos los países de habla hispana que tiene n al idioma de Cervantes como oficial. 

ANÁLISIS-. En cuanto a las inconformidades del padre de la cuarta transformación, éstas se relacionan a lo que acerca de él se escribe en los distintos medios de comunicación, de entre cuyos contenidos destacan columnas, editoriales y caricaturas, a las que los conocedores califican como el recuadro más influyente, a favor o en contra, del personaje en cuestión. 

Por eso los caricaturistas son vistos con respeto y hasta con reverencia, por quienes escriben, -o escribimos-, pues en pocas líneas dicen lo que muchos emplean o empleamos, palabras y palabras y muchas ocasiones sin claridad tan contundente como una caricatura. 

INJUSTIFICADA-. En cuanto a la queja del actual mandatario, los conocedores creen que en el mejor de los casos son injustificadas pues basta recurrir a las hemerotecas para constatar que a los entonces presidentes se les cuestiona con inteligente jocosidad como los bigotes de Fox, el uniforme militar de Calderón o el “pequeño” copete de Peña, y que se sepa nunca se quejaron. 

En cuanto a la retórica es otra cosa, básica en la mayoría de ellos y lastimosa como la del tabasqueño pues eso de que “la gente se cansa de tanta pinche transa” no viste. Don Teofilito que no deja pasar una agrega la gente se cansa de tanto discurso diario, ¿será?.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Nos vemos en los tribunales porque la reforma eléctrica recupera soberanía y no viola tratados: Monreal

Morena no tiene llenadera y se enguye otra senadora del PRI

Morena no tiene llenadera y se lleva otra senadora del PRI por las traiciones del Verde

La vacunación masiva, un sueño distante