Abril dormía: el marido la despertó a batazos, le dañó un ojo, le rompió la cabeza y la ahorcaba cuando la salvó su hijo… y el juez Mosco soltó al delincuente

CIUDAD DE MÉXICO.- Alma dormía en su cama plácidamente.

De repente, un fuerte golpe le dañó un ojo, entreabrió el otro y vio que su marido Juan Carlos García la volvía a golpear con una amenaza fatal:

-¡Te voy a matar!

Ella se levantó como pudo e intentó contenerlo.

Pero él, con más fuerza, la estrangulaba cuando por los gritos y el escándalo despertó a su hijo y él llegó a derribar a su padre violento.

Eso evitó la muerte aquel 4 de enero.

Abril Pérez Sagaón hizo la denuncia penal correspondiente y tramitó su divorcio, el cual le fue concedido.

Juan Carlos García, hoy principal sospechoso del asesinato de su ex esposa, fue detenido pero el juez Federico Mosco González sólo vio violencia familiar y reclasificó el delito.

No la quiso matar porque ella estaba dormida y lo que debió ser un agravante -atacar a una mujer indefensa y en sueño-, fue un atenuante para ese falso juzgador un atenuante.

Hoy está suspendido, al igual que el magistrado Luis Alejandro Díaz Antonio, quien también participó en la liberación del hoy presunto asesino y contra quien la sociedad ha volcado su ira.

REHACÍA SU VIDA

Después de aquella desgracia, ella todavía pensaba en rehacer su vida, su matrimonio, para educar a sus hijos.

Imposible.

Entonces ella se trasladó a Monterrey y vivió un tiempo con su mamá.

-Dormía en un sofá. Si hubiese tenido recursos habría rentado un departamento de inmediato, pero tardó en conseguirlo por falta de recursos -dice su hermano Javier Pérez Sagaón.

La vida empezaba a normalizarse para Abril Cecilia.

Narra Javier:

“·Después de su divorcio, ya presentaba una franca recuperación… Había logrado superar ese evento trágico y estaba ya muy avanzada en un trabajo. Le habían hecho ya un ofrecimiento de trabajo, que todavía no aceptaba.

Se quedó con la ilusión cuando perdió la vida en pleno Río Churubusco, a plena luz del día y frente a sus hijos.

Dos certeros balazos en la cabeza acabaron con ella.

Javier la recuerda así:

“Acababa de rentar un departamento y ella era un motor de uno. Siempre quería juntarnos, nos quería juntar para mostrarnos su casita”.

“D

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Batea Estados Unidos a López Obrador: no relajará medidas contra Cuba y seguirá luchando por su democratización

López Obrador cierra la pinza con la izquierda radical: llega Maduro a México a la reunión de la Celac

Atlas muestra futbol, verticalidad, espectáculo y goles… Hunde a Necaxa con un rotundo 0-3

La Concacaf felicita a los árbitros por suspender partidos en México pero pero se declara frustrada por… ¡Eeeeeh, puto!