PRI… Dividido

0
57

BARBERO.- Con tal de quedar bien con su jefe inmediato Enrique Ochoa, el líder de la CNOP Arturo Zamora calificó de “críticos de café” a quienes piden más apertura con miras a la XXII Asamblea Nacional del PRI y sobre todo, para elegir al candidato tricolor a la presidencia de la república.
Para empezar, Zamora llegó por dedazo a la CNOP y quiere que todo siga igual, así de fácil.
INCONFORMES.- De entrada, Zamora miente cuando califica como “críticos de café” a quienes anhelan mayor apertura de su partido; pero éstos, -los “críticos de café”-, no son aprendices, conocen tanto de las reglas no escritas para “elegir” candidatos a todos los cargos, por la sencilla razón de que las practicaron cuando tuvieron el poder en sus manos.
Esos críticos de café son, entre otros, los ex dirigentes nacionales del MJR y luego FJR José Ramón Martell, José Encarnación Alfaro y Hugo Díaz Thomé, presidente de Nueva Corriente Democrática; pero también la colmilluda ex gobernadora de Yucatán Ivonne Ortega, diputada federal y abierta aspirante a presidencia de la república. En total hay 89 firmas en esta organización tricolor.
La XXII Asamblea Nacional del PRI se celebrará en el inminente agosto, -dentro de 60 días aproximadamente-, por lo que la gente del chino Enrique Ochoa y Claudia Ruíz Massieu debería preocuparse por abonar para integrar a todos, principalmente a aquellos ex dirigentes nacionales o estatales que conociendo las reglas del juego, desean cambiarlas pero dentro de su partido.
Como ex dirigentes nacionales juveniles y como ex gobernadora de Yucatán, a los solicitantes de cambios no les pueden leer las cartas pues pudiera darse el caso que ellos tienen tanta o mayor experiencia que los actuales dirigentes partidistas por lo que convendría “jalarlos” ante el posible riesgo de ser cooptados por otros partidos.
Los sabios de la política tricolor del pasado afirmaban con seguridad que cuando el PRI pierde se debe a su divisionismo interno, no a la fuerza de sus opositores y da la casualidad que pruebas de ello sobran. Ex priistas que yéndose a otros partidos ganaron y siguen ganando espacios que el tricolor les negó V. Gr. Ricardo Monreal en Zacatecas y decenas más en varios partidos.
Si los actuales dirigentes priistas se mantienen cerrados por instrucciones superiores, podrían empeorar sus escenarios para el 2018 pues sigue fresca la referencia mexiquense cuya militancia ignoraba el nombre de su presidenta, – Alejandra del Moral-, creyendo que era Alfredo del Mazo Maza. De ese tamaño fue la confusión, de ahí que los resultados del 4 de junio a muchos no les sorprendió. Podría desgranarse la mazorca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here