Tigres despachó goleado al modesto Olimpia de Honduras y es finalista de la Concachampions

GUADALAJARA, Jal.- Tigres tendrá una nueva oportunidad de lograr lo que hasta ahora se le ha negado en su historia: conquistar un título internacional.

El conjunto regiomontano se instaló en la Final de la Liga de Campeones de la Concacaf, luego de golear este sábado al Olimpia de Honduras por 3-0.

Así, el equipo de Ricardo Tuca Ferretti sueña con levantar la copa y quedarse con el cupo para el Mundial de Clubes.

La amplia diferencia de nóminas que existe entre los dos equipos se notó desde el arranque del encuentro, disputado en el Explora Stadium, de Orlando.

El cuadro felino monopolizó el esférico al arranque. Leo Fernández probó con un zurdazo potente que el arquero Edrick Menjívar rechazó a dos manos hacia un costado, al minuto 7.

Poco después, el francés André-Pierre Gignac cobró un tiro libre de pierna derecha.

La pelota superó a la barrera, pero la pelota abrió y pasó apenas por un costado, al minuto 9.

Parecía que era cuestión de tiempo para que el marcador se abriera, pero Tigres no supo reflejar la superioridad.

El conjunto hondureño aguantaba como podía y logró mantener el cero casi hasta el descanso.

Se jugaba el tiempo agregado de la primera parte cuando una mala salida del guardameta generó un rebote que Carlos Salcedo prendió de chilena.

Sobre la línea, Carlos Pineda sacó de cabeza y el balón pegó en el travesaño. Le quedó a Luis Quiñones dentro del área. Remató con fuerza y Deybi Flores se tendió para tapar con la mano.

Evitó el gol, pero el árbitro no dudó en marcar la pena máxima y además expulsó al futbolista del Olimpia.

El francés André-Pierre Gignac se paró frente al manchó y cobró con pierna derecha.

El disparo fue cruzado y engañó al guardameta. La redonda entró pegada al poste para el 1-0 de Tigres, en la agonía de la primera parte.

En el arranque del complemento, Olimpia tuvo su gran oportunidad de igualar, pero tras un pase profundo, Jerry Bengtson definió de fea manera y entregó la pelota a Nahuel Guzmán, al ‘53.

El error resultó costoso, pues dos minutos después, Raymundo Fulgencio metió un servicio que pegó en la mano de Jorge Álvarez.

El silbatazo decretó el penal.

Nueva oportunidad de pena máxima para Tigres. Una vez más, ejecutó el francés Gignac. Otra vez con pierna derecha, pero esta vez al lado contrario que en el primer penal.

Engañó por segunda ocasión al guardameta y las redes se movieron con el 2-0 del cuadro regiomontano, al minuto 56.

Con una ventaja cómoda y un hombre de más sobre el campo, el cuadro mexicano sentenció la Semifinal.

Todavía incrementó el marcador al ’77, cuando un centro desde el costado izquierdo que parecía no llevar mayor peligro, fue desviado por Elvin Casildo.

Mandó el esférico al fondo de su propio arco y fue el 3-0 para Tigres.

El marcador ya no se movió y ahora el equipo del Tuca Ferreti sueña con el título internacional que se le ha negado.

Su rival saldrá del partido que disputarán América y Los Angeles FC.

Comentarios

Tags

pruebas de texto

Noticias recientes

Para el gobierno, la vida de los muertos en el accidente del Metro vale 40 mil pesos

La violencia enturbia el proceso electoral sin que el gobierno ‘tome en serio’ la crisis de inseguridad: PRI

Una Constelación muy mexicana… El Galaxy de los Angeles gana con goles de Chicharito y Jonathan

Atacan al equipo de campaña del candidato del PRI a presidente municipal de Morelia