Suelta EU al Rey Zambada y a La Chapodiputada en premio por testificar contra El Chapo Guzmán

CIUDAD DE MÉXICO.- Este fin de semana fueron liberados los dos principales testigos contra el narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán Loera.

La excarcelación se dio como premio por haber cooperado en el juicio que llevó al capo del Cártel de Sinaloa a una prisión de alta Seguridad en el estado de Colorado.

La Oficina General de Prisión de Estados Unidos corroboró la información en torno a Jesús El Rey Zambada y a Lucero Guadalupe Sánchez, ex diputada de Sinaloa mejor conocida como La Chapodiputada.

La primicia periodística la difundió Alan Feuer, quien ha dado seguimiento a varios juicios de capos famosos de diversas partes del mundo, en especial los mexicanos.

Publicó en su cuenta de Twitter:

“El archivo de su caso fue trasladado de Brooklyn a DC en 2013. Todo el archivo permanece sellado”.

Inicialmente hubo reducción de penas para varias personas, un beneficio que se da a quienes se ofrecen como testigos protegidos y que con frecuencia causan escándalo.

Lo sorpresivo es como cooperó la ex diputada local Lucero Sánchez, quien fue detenido cuando ingresó a Estados Unidos por la frontera californiana con un cargamento de cocaína.

Desde entonces se le relacionó sentimentalmente con quien purga condena vitalicia en una cárcel de alta seguridad y se asegura que el hijo es de ella, hecho que no ha negado.

En enero pasado concedió una entrevista y lloró cuando recordó su trato amoroso con el capo de Sinaloa, lo cual no impidió proporcionar algunos detalles.

Feuer hurgó en los archivos judiciales y encontró que el último reporte es viejo, pero aun así se alzara que no está en prisión.

“Lo último que dijo su archivo de caso fue que un informe de estado debería presentarse el 9/2019”, apuntó el periodista.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Guelaguetza para todos los capitalinos: esta en Paseo de la Reforma y será llevada a Iztapalapa

Corcholatas con salud de cristal: las 4 contagiadas

Las corcholatas presidenciales tienen salud de cristal: todas han sido contagiadas de Covid

Y ahora, la ‘estatuafobia’