Sirvo a México y mis ideales, no a un patriarca, refuta la secretaria de Gobernació a opositores en la Cámara

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la protección que le da el recién avalado acuerdo de civilidad, la secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, compareció por más de seis horas ante diputados federales, donde respondió a las críticas del PAN, señalando que ella sirve al pueblo y no a ningún patriarca.

Desde el Salón Legisladores de la República y ante diputados integrantes de la Comisión de Gobernación y Población, Sánchez Cordero se libró de las protestas, mantas y pancartas con reclamos, pero no de los señalamientos de los legisladores del PAN.

Fue la diputada panista Adriana Dávila quien lamentó lo que calificó como sumisión de la funcionaria federal ante el Jefe del Ejecutivo, que haya dejado sus luchas a un lado y se haya, dijo, desdibujado.

Ante ello, Sánchez Cordero afirmó que quienes ya no la reconocen, es porque no comparten sus ideales, y enfatizó que ella no sirve a ningún patriarca, sino al país.

“Soy una mujer de ideales, de lucha, de sumar y no de restar, de unir, si usted diputada Adriana Dávila, no se siente unida a estos ideales, me extraña (…). No busco el reconocimiento y nunca lo he buscado, estoy poniendo mis capacidades al servicio de mi patria, no de ningún patriarca, al servicio del pueblo, en esto me reconozco, no ahora, siempre, en los ideales de la justicia social que el Presidente promueve”, aseveró.

En ese mismo tenor, señaló que ella siempre ha estado dedicada a dichos ideales, y reclamó que todo lo que ella ha defendido toda su vida, ahora también es bandera de partidos que históricamente los habían rechazado.

“Nuestros ideales son comunes, ideales que ahora, curiosamente, partidos que nunca habían enarbolado, hoy enarbolan. Hoy, personas que nunca habían defendido banderas como las que yo he defendido y sigo defendiendo, las toman, qué bueno que ya lo están haciendo, porque no los recuerdo haberlos visto defender hasta ahora”, apuntó.

Sobre su presentación, Sánchez Cordero centró su participación en el tema del respeto del Gobierno Federal al derecho a la libertad de expresión, a los medios de comunicación y a las libertades de los ciudadanos, que se observan, dijo, sin cortapisas. Sin embargo, enfatizó que las libertades tienen límites y esos son los derechos de terceros; reiteró que en el país se respetan irrestrictamente las libertades, en especial la libertad de expresión.

Sobre el apoyo a las víctimas, sostuvo que se protege a las mujeres y niñas víctimas de violencia y se garantizará el respaldo a los grupos que obtenían apoyo a través de los fideicomisos que ahora están en vías de extinción, en caso de que sea aprobado por el Senado dicho dictamen, como víctimas, periodistas y defensores de derechos humanos, ex braceros, entre otros. 

Sobre el tema de federalismo y la relación con los gobernadores, la responsable de la política interior indicó que se mantendrá el respeto y diálogo con todos los mandatarios estatales, estén agrupados o no en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), u otras asociaciones civiles, en clara alusión a la alianza federalista que integran 10 gobernadores que dejaron la Conago.

Asimismo, pidió a los congresistas que al momento de legislar, coadyuven a que los crímenes contra niñas y mujeres, se investiguen como feminicidios, y en su caso, se encuadren con dicho tipo penal.

Sobre las protestas de grupos feministas, de familiares de víctimas de violaciones a derechos humanos y víctimas del delito, indicó que todas han sido escuchadas, y seguirán siendo atendidas sin distinciones, filias, fobias ni sesgos partidistas.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Corren a funcionario de Pemex tras ser captado junto al impresentable Carlos Romero Deschamps

Organizaciones y activistas se aglutinan en contra de las políticas de AMLO y presentan “Sí por México”

Morena también se impone en el debate de la Ley de Ingresos en la Cámara y avanza la miscelánea fiscal

Darán hasta 3 años de cárcel a quienes realicen terapias para curar la homosexualidad