CIUDAD DE MÉXICO.- En México hay 1.9 millones de mexicanos en edad productiva que no trabajan “ni una hora a la semana”, como define el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Ingi) a los desocupados del país.

Esta es la cifra más alta en tiempos recientes, pues el desempleo creció durante el primer trimestre del año a una tasa de 3.4 por ciento, contra 3.1 del primer mes de la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Pese al optimismo del gobierno federal, encabezado por el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, en relación a la economía del país, la Población Económicamente Activa (PEA) en México que está sin trabajar, subió de un año a otro.

“El peso con relación al dólar se ha apreciado, tenemos un peso fuerte todo el tiempo, hagan la cuenta, vean cómo estaba cuando llegamos y cómo está ahora y eso es un buen indicador”, dijo durante la mañana de este jueves en su conferencia desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional.

“Hay confianza en el país, tenemos mucho potencial en reservas petroleras… va bien la economía, yo no veo, lo digo con sinceridad, afortunadamente ningún problema financiero, veo que tenemos finanzas públicas sanas, les voy a dar otro dato y a lo mejor ayuda a los expertos a tener más elementos, hay un fondo de estabilización para contingencias, ese fondo tiene alrededor de 300 mil millones de pesos, es un fondo que se fue creando, ha venido obteniendo ahorros para que en caso de que se necesitara se pudiese utilizar, y decidimos no utilizarlo para apoyar a Pemex porque tenemos manera de hacerlo”, agregó el Presidente.

En el año 2018, era un millón 713 mil 857 mexicanos sin trabajar, y para el primer trimestre de este 2019 la cifra subió a un millón 886 mil 205 personas.

De acuerdo a la ENOE del Inegi, en el trimestre enero-marzo del 2019, la población desocupada en el país se situó en 1.9 millones de personas y la tasa de desocupación correspondiente (TD) fue de 3.4 por ciento de la PEA, porcentaje superior al de 3.1 por ciento de igual trimestre de 2018.

La Población Desocupada (entendida como aquella que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo) fue de 1.9 millones de personas.

En este sentido, el Inegi registró con datos ajustados por estacionalidad, la Tasa de Desempleo fue de 3.5 por ciento de la Población Económicamente Activa, mayor a la reportada en el último trimestre de 2018.

La Población Subocupada (referida al porcentaje de la población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda) alcanzó 3.7 millones de personas. Con cifras desestacionalizadas, la Tasa de Subocupación no presentó variación durante enero-marzo de 2019 frente a la del trimestre que le antecede.

La Población Ocupada Informal, que agrupa todas las modalidades de empleo informal (sector informal, trabajo doméstico remunerado de los hogares, trabajo agropecuario no protegido y trabajadores subordinados que, aunque trabajan en unidades económicas formales, lo hacen en modalidades fuera de la seguridad social) llegó a 30.8 millones de personas.

Con cifras desestacionalizadas, la Tasa de Informalidad Laboral 1 creció 0.3 puntos porcentuales en el primer trimestre de 2019 con relación al trimestre inmediato anterior.

La Población Ocupada en el Sector Informal (que se refiere a la población ocupada en unidades económicas no agropecuarias operadas sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar o de la persona que encabeza la actividad sin que se constituya como empresa) alcanzó un total de 15 millones de personas en el trimestre de referencia.

Datos desestacionalizados muestran un aumento de 0.2 puntos porcentuales respecto al cuarto trimestre de 2018 en la Tasa de Ocupación en el Sector Informal. Población económicamente activa Durante el periodo enero-marzo del año en curso, la población de 15 años y más disponible para producir bienes y servicios en el país fue de 56 millones (59.5% del total), cuando un año antes había sido de 54.6 millones (59%).

El incremento de 1.4 millones de personas es consecuencia tanto del crecimiento demográfico, como de las expectativas que tiene la población de contribuir o no en la actividad económica. Mientras que 77 de cada 100 hombres en estas edades son económicamente activos, en el caso de las mujeres 44 de cada 100 están en esta situación.

Las comparaciones entre el primer trimestre de 2019 e igual lapso de 2018 de la Población Económicamente Activa y su división en población ocupada y desocupada se muestran en el siguiente cuadro:

Captura de pantalla 2019 05 16 a las 13.17.04 300x168 - Se dispara el desempleo: 1.9 millones no trabajan 'ni una hora a la semana'