Se acabó la mano dura contra los chamacos: va el Senado por ley para castigar los correctivos corporales

CIUDAD DE MÉXICO.- Por unanimidad de 93 votos a favor, el Pleno del Senado buscará la prohibición del castigo corporal o físico y humillante como método correctivo o disciplinario a niños, niñas y adolescentes, es decir, aquel donde se utilice la fuerza física, incluyendo golpes con la mano o con algún objeto, empujones, pellizcos, mordidas, tirones de cabello o de las orejas.

Con el aval del proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y del Código Civil Federal, se prohíbe la obligación de sostener posturas incómodas, quemaduras, ingesta de alimentos hirviendo u otros productos o cualquier otro acto que tenga como objeto causar dolor o malestar, aunque sea leve.

La iniciativa enviada a la Cámara de Diputados define como castigo humillante como cualquier trato ofensivo, denigrante, desvalorizador, estigmatizante, ridiculizador y de menosprecio, y cualquier acto que tenga como objetivo provocar dolor, amenaza, molestia o humillación cometido en contra de niñas, niños y adolescentes.

Puntualiza que las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a recibir orientación, educación, cuidado y crianza de su madre, su padre o de quienes ejerzan la patria potestad, tutela o guarda y custodia, así como de los encargados y el personal de instituciones educativas, deportivas, religiosas, de salud, de asistencia social, de cuidado, penales o de cualquier otra índole, sin que, en modo alguno, se autorice a estos el uso del castigo corporal ni el trato humillante.

En sus artículos aprobados establece el derecho de los integrantes de la familia, en particular niñas, niños y adolescentes, a que los demás miembros respeten su integridad física, psíquica y emocional, con el objeto de contribuir a su sano desarrollo para su plena incorporación y participación en el núcleo social.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, Josefina Vázquez Mota, dio a conocer, de acuerdo a la Fundación Guardianes, en su más reciente encuesta realizada en este mes de agosto, que el 40 por ciento de menores sufrieron violencia psicológica y física durante la cuarentena.

“Miles de hogares se convirtieron en miles de infiernos y amenazas para niñas, niños y adolescentes”, lamentó la senadora del PAN. En uso de la tribuna, dijo que la Dirección de Incidencia Pública de Save de Children afirma que se trata de una práctica que comienza desde las edades más tempranas y es el inicio de una cadena de violencia de por vida.

“En todo el país niñas, niños y adolescentes sufren efectos nocivos prácticamente en todas las dimensiones”, señaló al referirse solo a algunas de ellas, en la dimensión física: daños físicos como incontinencia urinaria, somatización, problemas de sueño.

En la dimensión cognitiva: problemas de atención y retención, afectación en su desempeño escolar; en la dimensión emocional: hiperactividad, miedo, agresividad, ansiedad, angustia, trastornos depresivos; en lo conductual: el uso de la violencia en la relación con sus pares, pues si aprenden solo a base de violencia así aprenderán a relacionarse, una baja autoestima y una incapacidad para llevar una sana convivencia.

En casos extremos, la panista advirtió que niñas, niños y adolescentes se provocan daños autoinfligidos, hay tendencias suicidas o llegan al suicidio y dificultades para poder vivir con normas.

Con información de Quadratín CDMX

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Cebolla de Chihuahua estaría detrás de brote de salmonelosis en Estados Unidos

Evo… Noroña… PT… Anaya… Dios los hace…

La añosa izquierda de México se deshace en afecto hacia el boliviano Evo Morales

México suma 4 mil 798 nuevos casos y 322 muertes por Covid-19 en las últimas 24 horas