WASHIONGTON.- La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos sancionó a la Dirección General de Contrainteligencia Militar del Gobierno de Venezuela (DGCIM), debido a sus actos de represión política y la muerte del capitán de Armada Rafael Acosta Arévalo, quien anteriormente habría sido torturado.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, calificó de lamentable e inaceptable la muerte de Acosta, luego de que el pasad 21 de junio fuera detenido por la DGCIM, por su supuesta implicación en un complot para asesinar al presidente de venezolano, Nicolás Maduro.

Agregó que tras pasar detenido siete días, el capitán fue visto en público un día antes de su muerte y presentaba signos de abusos físicos, además de que estaba postrado en una silla de ruedas sin poder emitir alguna palabra.

Por el hecho dos integrantes  de la DGCIM fueron acusados por homicidio, sin embargo resaltó que casos como este “es apenas la muestra más reciente de la brutalidad ejercida por un organismo conocido por el carácter violento de los métodos que emplea”.

“El Tesoro tiene la determinación de terminar con el trato inhumano del exrégimen de Maduro a opositores políticos, civiles inocentes y militares, que es empleado para reprimir al prisionero “expresó.

Aunado a esto y a través de un comunicado, la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos informó el pasado 5 de julio sobre los métodos usados por miembros de la DGCIM para obtener información y confesiones de sus detenidos.

Por tal motivo y basado en las reglamentaciones de la OFAC, el Departamento del Tesoro bloqueó los bienes y transacciones que tenga la organización venezolana tenga en el país del norte, pero señaló que esta sanción puede retirarse, ya que tienen como propósito motivar un cambio positivo de conductas y así evitar  violaciones a los derechos humanos.