Renuncia Shinzo Abe como primer ministro de Japón por motivos de salud y para no cometer errores

TOKIO.- El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, anunció este viernes su renuncia al cargo por problemas de salud. “Mis condiciones de salud no son perfectas. Una salud pobre puede derivar en decisiones políticas erróneas (…).

He decidido renunciar como primer ministro”, dijo en conferencia de prensa, en donde explicó que sufre de nuevo una colitis ulcerativa, enfermedad intestinal inflamatoria que lo obligó a dejar el poder en 2007.

El primer ministro japonés, en el cargo de manera ininterrumpida desde 2012, no indicó la fecha en la que abandonará el gobierno. Sin embargo, afirmó que en tanto no se designe uno nuevo, asumirá su responsabilidad.

“Por supuesto, hasta que se designe al próximo primer ministro, cumpliremos con firmeza esa responsabilidad hasta el final. Espero controlar mi condición física mediante el tratamiento y apoyar el nuevo sistema como miembro de la Dieta”, señaló.

Aseguró que con el dolor de la enfermedad y el tratamiento, y la falta de fuerza física, no se deben tomar decisiones políticas importantes y no lograr resultados.

“Hemos decidido que no debemos seguir ocupando el cargo de primer ministro, ya que ya no podemos satisfacer con confianza las demandas de la gente. Renunciaré al cargo de Primer Ministro”, sostuvo momentos antes.

Recordó que hace trece años, la colitis ulcerosa empeoró y tuvo que renunciar al cargo de primer ministro en tan solo un año.

“Después de eso, afortunadamente, la nueva droga fue efectiva y yo estaba en buenas condiciones físicas, con el apoyo de la gente volví a tener la responsabilidad del Primer Ministro”.

Con información de Quadratín CDMX

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Felipe Arizmendi, cardenal

Cardenal a los 80 años, en receso desde 2017 y quién sabe si Felipe Arizmendi participe en el Colegio Cardenalicio

Crea San Luis Potosí el corredor La Ruta del Mezcal para impulsar esa bebida centenaria y el cultivo de agave

Nueva amenaza para Quintana Roo: ya está frente a sus castas otra depresión tropical