Oportunidad a Claudia Sheinbaum de legitimar su candidatura presidencial

  • Prueba y candidatura presidencial para Sheinbaum
  • Sus resultados electorales determinarán su suerte
  • Ebrard recupera contactos tras el triunfo de Biden

Debe ser su plataforma de lanzamiento.

Porque el afecto presidencial lo tiene desde 2000, cuando fue llamada a hacer las grandes obras del entonces Distrito Federal.

Lo confirmó en 2018, cuando contra los pronósticos desplazaron a Ricardo Monreal para hacerla candidata a jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

Por si fuera poco, le mandaron a la persona de máxima confianza en Palacio Nacional, Rosa Icela Rodríguez, para poner orden en la capital.

Durante la pandemia, ha tenido autonomía para tomar decisiones aun a costa del desprestigiado discurso del subsecretario Hugo López-Gatell.

Por si fuera poco, en adición, a lo largo del primer bienio del sexenio la han colmado de elogios ante cualquier caída en las encuestas o cuestionamiento por sus acciones.

Ahora, sin Rosa Icela de escudo, ella ha tenido libertad para seleccionar a su secretario General de Gobierno, su compañero de lucha Alfonso Suárez del Real.

Y ahí va, cada día con mejor imagen y sube más sube en las encuestas para satisfacción suya y de su mentor.

Pero no es todo.

SUS NÚMEROS DIRÁN

Ahora Claudia Sheinbaum debe volar sola.

Y volar muy alto y convincente si quiere la candidatura presidencial del 2024 por encima de sus otros contendientes.

Usted los conoce: el canciller Marcelo Ebrard en primera instancia y el líder senatorial Ricardo Monreal a distancia.

Debe superar incuestionablemente al primero, porque al segundo puede llevarlo de compañero de viaje como candidato a la Jefatura de Gobierno.

Sí, sucesor suyo en la Ciudad de México… o voltearán a ver a Mario Delgado.

Pero, ¿cómo deberá hacerlo?

Simple:

Ha recibido de ya saben quién libertad total para operar la elección intermedia de su jurisdicción en el 2021.

Tarea simple y, no es oxímoron, enorme: ganar con holgura y sin sombras 30 diputaciones federales, 16 alcaldías, el control del Congreso local.

Claudia Sheinbaum ha decidido no enredarse ni confrontar al Instituto Nacional Electoral (INE: el local poco cuenta).

Por ello busca equidad absoluta: equidad de género en todas las candidaturas, tantos hombres como tantas mujeres y san se acabó.

En esas está.

EBRARD JUNTO A BIDEN

1.- El mundo y los mandatarios democráticos han saludado el triunfo de Joe Biden.

A ver cuándo lo hace ya saben quién a nombre de México y él sabrá se interpreta el mensaje de Jeffrey Davidow.

Mientras tanto, he aquí unos datos:

Cuando Marcelo Ebrard vagaba virtualmente exiliado y por instrucciones superiores estableció contacto con el Partido Demócrata e hizo campaña por Hillary Clinton.

Creó muchos contactos y, cuando se perfilaba la derrota de Donald Trump, los recuperó para no sufrir venganzas.

De lo primero informamos en 2016 porque el entonces aspirante a presidente mexicano simpatizaba con la esposa de William Clinton.

Hoy damos otro adelanto: pronto habrá noticias, salutación presidencial al ganador, viaje del canciller a Washington e invitación al nuevo mandatario.

Y 2.- la dirigencia panista busca un externo para candidato en San Luis Potosí.

Ajeno a ese esfuerzo, el senador Marco Gama ya se registró como aspirante con el doble de las firmas solicitadas en la convocatoria.

Y algo más: con simpatizantes de 48 de los 58 municipios potosinos, prueba de su popularidad y lo cual dificultará su desplazamiento.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Momento exacto en el que policías rescatan a sujeto que intentaba sucidarse en Iztacalco (Video)

Revés a Lozoya, juez determina mantenerlo en prisión preventiva

En una camioneta abandonan cuerpos sin vida de elementos de la Policía Municipal de Sombrerete Zacatecas

Captan en video el momento en el que una madre regaña a su hija por resistirse a un asalto en una combi