CHINA.-Un niño de dos años casi pierde el brazo, cayo en una escalera eléctrica la cual casi le tritura su extremidad, gracias a una rápida acción se logro salvar.

Los hechos ocurrieron en un centro comercial en la provincia Hunan, en China.

El pequeño bajaba de las escaleras en compañía de su madre cuando se cae hacia atrás y el brazo se le atora.

La madre nota el terrible accidente y con rapidez actual intenta sacar el brazo de su hijo, pero al no conseguirlo pide ayuda para que el pequeño no pierda la extremidad al acercarse al final de la escalera.

Para suerte de la madre y el menor, cerca se encontraba un guardia de seguridad que reacciona de manera rápida y aprieta el botón de emergencia para parar la marcha del dispositivo y que éste no arrancara el brazo del menor.

Posteriormente, bomberos acudieron al lugar para maniobrar y sacar el intacto el brazo del pequeño.

Con información de ElBigData