Ni para qué insistir en el magnicidio de Luis Donaldo Colosio: jamás se va a aclarar

COLOSIO NO HEREDÓ PARTIDO.

Por Eleazar Flores

¿EN PICADA?-. Habiendo temas diversos como el “acuerdo por la democracia” cuyo resultado será que nadie meta las manos a los comicios…menos uno o cierre de un millón de empresas que generaron millones de desempleos, es obligado hablar del pasado, para no repetirlo.

Pasado en todo pero por hoy será en política pues a 27 años del magnicidio de Luis Donaldo Colosio Murrieta, México viene siendo otro. Siendo su juicio el mejor, decida usted si viene siendo para bien o para mal.

Del magnicidio en sí ni insistir en el esclarecimiento pues recuerde que casi todos los magnicidios en el mundo nunca se da con él o los culpables. El caso de Kennedy es botón de muestra y conste que pasó en el primer mundo.

EL ODIOSO HUBIERA-. Tratado ocasionalmente por ser candidato y este escribiente vocero tricolor mexiquense, Colosio tuvo amigos de verdad en el estado de México, uno de ellos fue el chalquense Héctor Ximénez, dirigente estatal priista a quien por lo mismo le “veían” muchas calidades.

Pero la entrega de hoy es para hablar de los “cercanos” a Colosio siendo uno de ellos quien hoy busca ser gobernador de la “Sonora Querida”. Atinó, Alfonso Durazo quien como secretario particular debió saber lo público y lo privado de Luis Donaldo. Durazo ha probado de todo en política.

Lo increíble es que lo ha probado en otros partidos con personas de ideología y hasta estilos de vida diferentes al malogrado Colosio. Durazo fue secretario particular y después vocero del primer presidente panista, el ex ejecutivo de Cocacola de México Vicente Fox Quezada.

Por angas o por mangas…o por diferencias para ser claros, Durazo salió del gabinete foxista no tan en buenos términos, pero eso ya es historia y cuando empezaban a olvidarlo, Durazo aparece bajo las banderas del Movimiento de Regeneración Nacional.

EL HIJO-. Luis Donaldo Colosio Riojas, hijo de quien cuando fue dirigente nacional priista pregonaba “la única línea es que no hay línea”, cuando le preguntaban a qué candidatos apoyar, ya está en la política pero nunca en o con el PRI. Eso no importa mientras los otros partidos no lo utilicen.

Colosio Riojas busca ser alcalde de Monterrey, ciudad en la que vive y donde estudió, -igual que su padre-, ahora sólo falta que gane para demostrar de lo que será capaz, pero siendo cuadro de otro partido, será difícil compararlo con quien con la frase “veo a un México con hambre y sed de justicia”, cabó su tumba aseguraron los analistas políticos que veían en Salinas de Gortari como el más simpatizante de Camacho Solís.

Vividos esos momentos, es difícil olvidarlos.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

El Colegio de Defensa Nacional impartirá un curso sobre seguridad a la policía preventiva de Isla Mujeres

López Obrador se propone impulsar más cambios a la Constitución ‘en beneficio del pueblo’

Se desploma aeronave en Puente de Ixtla y se presume la muerte de sus dos ocupantes

Adiós, vehículos del narco… Destruyen en Tamaulipas once de ellos con adaptaciones y blindajes artesanales