Muere por coronavirus la mamá de Alfonso Durazo, exsecretario de Seguridad Federal; su padre está contagiado

HERMOSILLO, Son.- Alfonso Durazo, exsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, dio a conocer que su madre, doña María Luisa Montaño, murió por COVID-19. Además, compartió que su papá, Don Conrado, también tiene la enfermedad.

A través de redes sociales, Durazo, quien dejó su puesto en la SSPC para competir como candidato a gobernador de Sonora, expresó la triste noticia. Fue el pasado 12 de noviembre cuando María Luisa falleció.

Este viernes por la tarde, Durazo compartió una fotografía junto a “Doña Mery”, como le decían a su mamá.

Mi madre fue una mujer de lucha, de avanzada, muy de avanzada para su tiempo. Estuvo invariablemente preocupada por la formación escolar y académico-profesional de todos sus hijos”, escribió Durazo.

En total, María Luisa tuvo doce hijos: seis hombres y seis mujeres. Y, tras setenta años de casados, la madre y el padre de Alfonso Durazo se separaron por la COVID-19.

Asimismo, Don Conrado, de 99 años, también enfrenta la COVID, por lo que Durazo aseguró que tiene mucha “impotencia”.

Lamentablemente, la pandemia de COVID-19 se cobró la vida de mi madre. Me queda la esperanza de que su alma y su recuerdo me acompañarán por siempre. Mi padre, con 99 años a cuestas y también en este momento con COVID, está sobrellevando las cosas a duras penas. Pero ahí va”, puntualizó Durazo.

Tras el mensaje, Durazo agradeció en Twitter las muestras de apoyo y amor por el deceso de su mamá.

https://www.facebook.com/AlfonsoDurazoMontano/posts/3391401214300254

Con información de Radio Fórmula y Redes sociales

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Luchó hasta el final: así fueron los últimos días de El Jefe Vulcano, el histórico exjefe de los Bomberos de CDMX

López Obrador presume que el 2022 será el año con mayor inversión extrajera de toda la historia

López Obrador reconoce diálogo para asistir a la Cumbre de las Américas, pero reitera que no se excluya a nadie

Ayer martes fue el segundo día más sangriento del sexenio de López Obrador con 118 asesinatos