Morena michoacana… Quebrada

PRIMERA CAÍDA-. A primera vista sólo tiene impacto local, pero no, la salida del senador Cristóbal Arias Solís de MORENA por no investirlo su candidato a gobernador de Michoacán, amplía sus consecuencias, hasta el cardenismo.

Esto debido a que el senador con licencia es de raíces cardenistas, desde que se fundó el PRD, cuando el padre de la cuarta transformación aun era priista.

DEDAZO-. Como ha sucedido en varias entidades del país en las que se buscan candidatos, MORENA inventa sus ya tradicionales encuestas en las que hasta los más ingenuos saben que va a ganar el preferido por el presidente de la república, sea o haya sido super delegado federal.

En el caso del estado de Michoacán, donde el cardenismo sigue vive, -más por el ex presidente Tata Lázaro que por su hijo Cuauhtémoc o por su nieto del mismo nombre-, las fidelidades políticas se guardan y salen a la luz cuando se ve necesario como hoy en vísperas de comicios federales y locales.

Este es el caso, pues Mario Delgado, presidente espurio de MORENA pero incondicional al dueño de la divisa Andrés Manuel López Obrador organizó una “encuesta” con un resultado previsto, sacar al candidato fuerte Cristóbal Arias y habilitar al incondicional Raúl Morón Orozco, alcalde de Morelia.

El senador con licencia Cristóbal Arias de inmediato se inconformó y abrió la posibilidad de aceptar la misma candidatura a gobernador por el o los partidos que deseen arroparlo. Es aventurado adelantar algo pues el gobernador Silvano Aureoles ha pactado con fuerzas diversas para ganar.

Se ignora si en esas negociaciones están incluidos los dirigentes nacionales y estatales de PAN, PRI Y PRD, cuna del perredismo nacional.

Lo único cierto es que el alcalde de Morelia Raúl Morón Orozco tiene tanta o más experiencia política y legislativa que don Cristóbal Arias Solís, tanto en la Cámara Alta como en la Baja. La diferencia es que los michoacanos

cardenistas seguramente apoyarán a Cristóbal Arias por ser más leal al ingeniero Cuauhtémoc, otro ido del perredismo.

El senador con licencia Cristóbal Arias de inmediato se inconformó y abrió la posibilidad de aceptar la misma candidatura a gobernador por el o los partidos que deseen arroparlo. Es aventurado adelantar algo pues el gobernador Silvano Aureoles ha pactado con fuerzas diversas para ganar.

Se ignora si en esas negociaciones están incluidos los dirigentes nacionales y estatales de PAN, PRI Y PRD, cuna del perredismo nacional.

Lo único cierto es que el alcalde de Morelia Raúl Morón Orozco tiene tanta o más experiencia política y legislativa que don Cristóbal Arias Solís, tanto en la Cámara Alta como en la Baja. La diferencia es que los michoacanos cardenistas seguramente apoyarán a Cristóbal Arias por ser más leal al ingeniero Cuauhtémoc, otro ido del perredismo.

Otro ángulo de este asunto MORENA-DELGADO-MICHOACÁN es el hecho de que el nieto del general presidente, o sea Cuauhtémoc Cárdenas Batel, es una persona allegada al padre de la cuarta transformación y de ahí podrían salir los famosos “cañonazos” para enamorar a votantes purépechas en favor del alcalde de Morelia.

Eso de los cañonazos no lo tome a pie juntillas, pues recuerde que según el hijo de Macuspana “ya no es como antes”, ahora ya es peor y si lo duda, pregúntele a los médicos sin insumos, enfermos de cáncer sin medicinas y de las desaparecidas guarderías ya ni hablar, son historia muchas de ellas.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Recuperan carga de medicamentos valuados en más de 800 mil pesos, pero no hay detenidos

Después de 15 años, por fin dictan sentencia a Diego Santoy Riveroll “El Asesino de Cumbres”

¿Quién es el joven que se coló a la mañanera de AMLO?

Con albazo incluido, senadores aprueban en lo general la reforma a la Industria Eléctrica de AMLO