México se proclama como el deshonroso campeón en impunidad de toda América Latina

CIUDAD DE MÉXICO.- La Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP), a través de su rector, Luis Ernesto Derbez Bautista, presentó los resultados de la tercera edición del Índice Global de Impunidad 2020 (IGI-2020), el cual tiene como objetivo visibilizar en términos cualitativos el problema global de la impunidad y su efecto directo en otros fenómenos globales como: desigualdad, corrupción y violencia.

Cabe mencionar que este IGI-2020 representa el esfuerzo académico internacional más importante para medir los niveles de impunidad en el mundo, a partir de una metodología cuantitativa estructurada desde el análisis de los sistemas de seguridad y justicia, así como el respeto a los derechos humanos.

A partir del primer reporte, publicado en 2015, se ha destacado que medir la impunidad por sí misma es muy relevante, pero que altos índices de impunidad pueden estar interrelacionados con problemas de desigualdad socioeconómica, acceso a la justicia, fragilidad del Estado de derecho, desarrollo económico insuficiente, dificultades para la atracción de nuevas fuentes de inversión extranjera y turismo y, lo que no se puede perder de vista, mayores violaciones a los derechos humanos.

Debido a las altas puntuaciones en México en la dimensión estructural (tanto en el sistema de justicia como el de seguridad), ésta debe de ser una prioridad para el país.

México necesita tomar medidas urgentes para reducir los altos índices de impunidad y es vital la necesidad de incrementar el número de jueces.

El IGI-2020 registra como promedio 17.83 jueces por cada cien mil habitantes. En comparación, México cuenta con tan sólo 2.17 jueces por cada cien mil habitantes.

Esta cifra contrasta con la del país con menor impunidad: Eslovenia, república europea que registró 42.77 jueces por cada cien mil habitantes.

El IGI-2020 refuerza la certeza de que en México permanecen niveles muy altos de impunidad debido a carencias que se han señalado repetidamente a lo largo de estos cinco años: un mal desempeño de los sistemas de seguridad y justicia que requieren ser corregido si se desea acabar con la impunidad y la corrupción imperantes en el país.

Para México es necesario tomar medidas urgentes para reducir los altos índices de impunidad. Se requiere dotar de mayores presupuestos a los sistemas de seguridad y justicia.

Estos recursos deben reflejarse en un aumento de sus capacidades humanas, infraestructura y profesionalización.

Finalmente, se puede mencionar que el aumento de recursos a estos sistemas gubernamentales, en los últimos años, no ha tenido una correlación positiva para reducir los niveles de impunidad y violencia en el país, pues la clave del problema está en la corrupción del uso de estos recursos y la falta de supervisión y auditoría del funcionamiento de las instituciones del país en el ámbito nacional y local.

Con información de Quadratín CDMX

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Nos vemos en los tribunales porque la reforma eléctrica recupera soberanía y no viola tratados: Monreal

Morena no tiene llenadera y se enguye otra senadora del PRI

Morena no tiene llenadera y se lleva otra senadora del PRI por las traiciones del Verde

La vacunación masiva, un sueño distante