Las instituciones escolares no han sumido sabido el compromiso de la enseñanza durante la pandemia

“TÓMELO CON CALMA”

Por: Fernando A. Mora Guillén*

·      Forzando un retorno a las aulas.

·      La pandemia abandonó a los enfermos; el desabasto y falta de atención ahora su peor mal.

·      Secuelas de Covid-19 desafío a investigadores

Toda vez que el argumento de pérdida de matrícula y endeudamiento, resultó poco favorable para que los Colegios Privados retomaran modelos presenciales de enseñanza, ahora las asociaciones del sector, arremeten involucrando a padres de familia y escolares. Si bien es necesario que niños y jóvenes estudiantes socialicen, y tengan una asesoría presencial que permita abatir el rezago educativo, a un año del inicio de la pandemia por COVID-19, es cierto que las escuelas han dejado mucho que desear, y una gran deuda con sus estudiantes.

A lo largo del año, observamos instituciones poco eficientes, que no supieron asumir el reto de llevar el modelo educativo de un esquema presencial a un esquema a distancia digital. Han sido los maestros “algunos con mayor o menor compromiso”, y los padres de familia, quienes han tenido que responder al reto, y tratar de sacar adelante a niños y jóvenes. Poco esfuerzo se vio de las instituciones, por realizar planteamientos sólidos de un esquema mixto, que permita el retorno a las aulas en forma ordenada y escalonada. Nunca más podremos ver escuelas con aulas saturadas (25 a 30 alumnos), o espacios de convivencia en los que cien alumnos interaccionen en un recreo. Hoy la post pandemia demanda esquemas mixtos, que permitan a una parte de los salones estar dos o tres horas presentes, mientras el resto del grupo está conectado a distancia.

Las autoridades educativas tampoco han mostrado mucho interés en forzar un modelo mixto, y ahora deberán enfrentar planteles abandonados y deteriorados, al menos en el sector público, lo que hará aún más difícil el poder retomar el modelo presencial de la educación, en todos los niveles.

Tómelo con interés.- A poco más de un año del inicio de la Emergencia Sanitaria en nuestro país, los más afectados han sido los enfermos de Cáncer, males Cardiovasculares, Diabetes, enfermedades Urinarias, en fin cientos de enfermos que no han tenido acceso a tratamientos, y atención en el Sector Salud.

La debilidad del sistema de salud, la falta de recursos para los tratamientos, y la nula capacidad de atención ante la emergencia de atender a miles de enfermos contagiados de COVID-19, llevó a la población a sufrir el peor mal, la falta de interés.

Se ha llevado a cabo la reconversión de miles de camas de hospital, para poder enfrentar la pandemia; sin embargo, las funerarias se han visto rebasadas, ante el elevado fallecimiento por COVID, pero también ante la muerte de miles de pacientes que han sido abandonados, al no recibir atención médica ni el tratamiento adecuado, bajo el argumento de que los laboratorios no han cumplido con el abasto de tratamientos. Así, se ha marcado la urgente necesidad de replantear la estructura del Sistema Nacional de Salud, que por mucho ha dado muestras de nula planeación e ineficiencia.

Tómelo con importancia.- Las consecuencias del Covid-19 siguen siendo un misterio en muchas áreas, poco a poco se logran nuevas observaciones sobre las secuelas del SARS-CoV-2, que plantean cuestionamientos a los especialistas. El seguimiento de enfermos a largo plazo es fundamental para diseñar estrategias de rehabilitación en las principales áreas de afectación: pulmonar, neurológica, cardiaca, muscular y mental. En la plataforma de pre publicación med Rxiv aparece uno de los más ambiciosos metaanálisis sobre secuelas post covid realizados hasta el momento. Es un trabajo multinacional realizado bajo el liderazgo de Sonia Villapol, neurocientífica española de Weill Coernell Medical College de Nueva York. Con los datos de 50 mil pacientes, se identificaron y detallaron 55 secuelas de Coronavirus. Entre las más frecuentes se encuentran: fatiga, dolor de cabeza, pérdida de gusto, disnea, pérdida de cabello, y confusión. 

Ciertamente a nivel global enfrentamos la respuesta de cada  organismo al virus, así como secuelas como problemas de insomnio, trastornos de ansiedad y depresión. Por lo pronto aplaudimos el contar con las distintas vacunas, y no debemos bajar la guardia ante una inminente tercer oleada del Coronavirus en México, por lo que debemos seguir con el uso del cubrebocas, abstenernos en lo posible de salir de casa; y continuar con el lavado continuo de manos.

Twitter: @Fernando_MoraG

Facebook: Fernando Antonio Mora

*Maestro  en  Comunicación Institucional  por  la  Universidad Panamericana. 

*Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

* Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Criminales reclutaron a limpiaparabrisas como sicario para ataque en Palacio Municipal de Guaymas

Saqueo esdandoloso en Oaxaca: el alcalde morenista Oswaldo García usa empresas fantasma para obras fantasma

Silencian a la cantante cubana “La Barbie de la salsa”: la asesinan adentro de su casa en Cancún

¡A romper el cochinito! El Indep subastará helicópteros y aviones el próximo 3 de diciembre