La política divide… hasta al periodismo

INCLUSO FAMILIAS-. Por hoy se lo acredito a un mexiquense hecho en la cultura del esfuerzo pero seguramente lo vivieron, gozaron o sufrieron, y lo seguirán, decenas o cientos de políticos de todos los partidos cuando buscan un cargo o apoyan a un líder político ya en el poder, no es nuevo.

Su nombre es lo de menos, sólo diré que era chálquense, que llegó a cargos de nivel en el gobierno y ganó elecciones, menos la que lo haría candidato a gobernador pero ésta es otra historia, negra.

Amigo cercano a Luis Donaldo Colosio y de la clase política mexiquense ni hablar, conoció a todos desde sus raíces, tratándolos con tersura no obstante los encontronazos inevitables, pero su madurez, -no obstante su juventud-, le daba capacidad para sortear con éxito esas diferencias hasta entre familias “cuyos miembros, algunos buscaban una alcaldía por un partido y otros por el partido contrario. Hasta se dejaban de hablar y muchas veces nunca llegó la reconciliación”, decía.

AMLO-DESPLEGADO-. El introito viene a colación por el indeseable divisionismo que ha generado un desplegado de unas 650 personas, entre periodistas, cineastas, artistas e investigadores- que le piden al presidente Andrés Manuel López Obrador un mejor nivel retórico desde su púlpito mañanero y evitar descalificaciones a los medios de comunicación.

En lo personal, conozco y aprecio a muchos periodistas filopejistas, -creo que de entre ellos está a quien respeto y admiro por su calidad moral-, pero por lo mismo me obliga a recodar a él y a todos los demás simpatizantes, que éste no es el presidente tan o más atacado que Madero, pues basta ir a las hemerotecas para aclarar este panorama.

Casi todos fueron criticados, sobre todo de su tercer tercio en adelante, pero casi nunca estigmatizaban a los medios y menos por dinero, salvo el “no pago para que me peguen” de López Portillo a la revista PROCESO. Pero AMLO sí podría ser el presidente más contestatario a los medios, sabedores todos que también tiene a sus “consentidos” hasta para la publicidad.

Los estudiosos del periodismo saben que desde el Presidente Juárez se implantó esa política. Lo malo es la discrecionalidad y el favoritismo. Por ejemplo en este sexenio aparecen por primera vez en el renglón publicitario medios regionales del sureste y sacan a algunos de presencia nacional como ya saben cuáles. No cito pues sigo con el principio de que perro no come carne de perro.

Además, no siempre las críticas al gobierno, centradas contra el presidente porque él se asume como declarante de todo, se originan en el conservadurismo o el dinero, esto sí lo digo en primera persona.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

El oro de la axiología; el latón de la fraseología

Guía ética del gobierno: copia de Alfonso Reyes, sermones evangélicos y apóstoles del testamento presidencial

El gobierno cierra el círculo al ex presidente Enrique Peña: investiga a Luis Videgaray por desvíos

El Guadalajara pasa, repasa y elimina con goles y buen futbol al América: 3-1 global