La marcha en defensa del INE podrá llegar hasta el Zócalo, anuncia López Obrador

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la marcha “en Defensa del INE” podrá llegar hasta el Zócalo.

Lo anterior, luego de que el propio mandatario federal se comprometiera a que la llamada “Marcha por la Democracia” podría llegar hasta la Plaza de la Constitución pero no tomó en cuenta el Campeonato Mundial de Beisbol 5 en el lugar, cuya final sería el 13 de noviembre, día de la movilización.

Ante esto, López Obrador aclaró que no tenía conocimiento de que el evento concluiría hasta el domingo por lo que pidió a la jefa de Gobierno, hablar con los organizadores para concluir el certamen este sábado:

“No sabía que existía ese compromiso hasta ayer y de inmediato le hable a la jefa de Gobierno para que se hicieran los trámites porque yo había ofrecido de que podían venir todos los opositores, y con ánimo, porque son muchos los opositores, siempre el conservadurismo ha tenido mucha fuerza. Son millones”.

Previo a esto, en redes se manejo la versión de que el Gobierno habría organizado el evento para impedir que la marcha en “Defensa del INE” no llegara hasta el Zócalo, por lo que su ruta solo sería del Ángel de la Independencia hasta el Hemiciclio a Juárez pero el titular del Ejecutivo dijo que:

“El Hemiciclo a Juárez tiene menos espacio, además no quiero que hagan enojar al Benémerito, porque muchos de los que van a estar en la manifestación son antijuaristas, son de los que sacaron hasta el retrato de Juárez de Los Pinos. Se van a sentir mal ellos ahí, y Juárez no va a estar tranquilo”.

Por ello, enfatizó que el Zócalo es más amplio, además de que con el retiro del torneo se cumple con el compromiso que hizo con la Oposición.

Con información de 24 Horas

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Trudeau aprieta a México y con EU pide certidumbre

Justin Trudeau aprieta y junto con Estados Unidos pide a México seguridad en las inversiones extranjeros y respeto al T-MEC

La reconciliación imposible

En México es tan imposible el diálogo entre facciones como en el ‘apartheid’ de Sudáfrica con Nelson Mandela y Frederik De Klerk