La 4t saca el garrote: dejará de pagar al personal académico inconforme con la imposición en el CIDE

CIUDAD DE MÉXICO.- Lejos de dialogar con peticionarios e inconformes, la autollamada cuarta transformación de Andrés Manuel López Obrador ha decidido sacar el garrote y anuncia que sancionará , inclusive con el no pago, a los inconformes del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

A una semana de la tomas de las instalaciones, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología llamó a la comunidad a liberar las sedes “a la brevedad”.

A través de un comunicado difundido este domingo, reiteró su llamado y compromiso para entablar un diálogo respetuoso, libre y transparente con toda la comunidad del Centro, pero sin someter las imposiciones tomadas por María Elena Alvzrez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

“El diálogo y la reflexión son las vías idóneas para el entendimiento mutuo y la construcción conjunta de un nuevo horizonte de trabajo; el cual, sin duda, beneficiará a la comunidad y fortalecerá el prestigio y solidez de la institución. Por lo anterior, consideramos prioritario y necesario que el grupo que tomó las instalaciones del CIDE en la Ciudad de México y Aguascalientes, el pasado 29 de noviembre, proceda a liberarlas a la brevedad.

“De esta manera no seguirán afectando a la comunidad del CIDE ni impidiendo las labores académicas y de investigación, de evaluación de las y los profesores, así como los pagos y otros procesos administrativos”, subrayó.

Ambas instancias señalaron que sus autoridades han demostrado respeto irrestricto a la libertad de expresión y manifestación de quienes han señalado su inconformidad con la designación de José Antonio Romero Tellaeche como director general del Centro, por lo que piden que se llegue al diálogo y se retomen las vías legales e institucionales.

Puntualizaron que la designación de Romero Tellaeche se realizó con estricto apego al Estatuto General del CIDE, el cual puede consultarse en el siguiente enlace https://bit.ly/3DpFoYw y consistió en lo siguiente: Inició el 15 de octubre de 2021 con la apertura de la convocatoria para el registro libre y voluntario de las y los aspirantes.

En ella, pudo participar cualquier integrante de la comunidad del Centro o externo a él.

Como es de conocimiento público, sólo se postularon el Dr. Vidal Llerenas Morales y el Dr. José Antonio Romero Tellaeche. El 11 de noviembre de 2021 se llevó a cabo la auscultación interna, la cual estuvo abierta para que participaran todas y todos los trabajadores, investigadores, técnicos, administrativos y estudiantes del Centro.

El 19 de noviembre de 2021, el Grupo de Auscultación Externa recomendó de forma unánime al Dr. José Antonio Romero Tellaeche para ocupar la Dirección General del CIDE. El 29 de noviembre de 2021 culminó el proceso con la formalización del nombramiento.

Esto ocurrió en el marco de la sesión extraordinaria del Consejo Directivo del CIDE, donde la directora general del Conacyt, en su calidad de coordinadora sectorial, designó y nombró al Dr. José Antonio Romero Tellaeche como director general del CIDE.

Señalaron que la designación del nuevo director general del CIDE se desarrolló siguiendo el mismo estándar académico que en el nombramiento de las y los titulares de otros Centros de Públicos de Investigación coordinados por el Conacyt.

“Insistimos, la designación del titular del CIDE es atribución conferida a la persona titular del Conacyt, lo cual se describe en el artículo 30 del Estatuto General del CIDE. Por lo tanto, el Estatuto General no otorga al Consejo Directivo la facultad de “designar” o “nombrar” al director general.

Tampoco se mencionan expresiones como “poner a consideración” o “proponer” al Consejo Directivo el nombramiento del titular del Centro. Adicionalmente, el Acuerdo emanado de la sesión extraordinaria del Consejo Directivo instruyó al designado director general del CIDE a protocolizar el acta de la sesión ante notario público, lo que da por hecho su designación y correspondiente formalización.

Este Acuerdo fue votado mayoritariamente a favor por 11 de las y los 14 miembros del Consejo Directivo, de los cuales 3 fueron abstenciones. En ese sentido, es falso y carece de fundamento el argumento de quienes sostienen que el Consejo Directivo tiene “la última palabra” en el proceso de designación del titular del Centro, así como aseverar que el proceso de designación aún no ha culminado. Insistimos, el procedimiento ya concluyó y se hizo con apego estricto al Estatuto.

Quienes afirman lo contrario revelan desconocimiento de la normativa o mienten de manera deliberada”. Advirtieron que los hechos recientes han servido de plataforma para que grupos al interior, e incluso externos al CIDE, los utilicen con fines e intereses ajenos al quehacer académico de la institución.

Además, agregaron que hasta el momento, no han prosperado los juicios de amparo en contra de la designación de Romero Tellaeche como director general del CIDE, en uno de los cuales ya se ha negado la suspensión del acto reclamado.

“De igual manera, reafirmamos que no ha existido, ni existe, ninguna acción encaminada a censurar o impedir las libertades de expresión, de investigación y de cátedra en ningún Centro Público de Investigación coordinado por el Conacyt.

Al contrario, el propósito de la actual administración es generar mayor pluralidad, autonomía, democracia y consolidar su naturaleza pública; la formación en posgrados, la pluralidad epistémica y el pensamiento crítico; el avance del conocimiento y el desarrollo tecnológico, así como promover la inclusión social, la equidad de género, la diversidad y la no discriminación en el sector de HCTI; orientándolos invariablemente a favor del bienestar del pueblo de México y del ejercicio efectivo de los derechos de las y los mexicanos”.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Trudeau aprieta a México y con EU pide certidumbre

Justin Trudeau aprieta y junto con Estados Unidos pide a México seguridad en las inversiones extranjeros y respeto al T-MEC

La reconciliación imposible

En México es tan imposible el diálogo entre facciones como en el ‘apartheid’ de Sudáfrica con Nelson Mandela y Frederik De Klerk