NO LEVANTA NADIE-. A menos de un mes en que se elija a la nueva dirigencia nacional del PRI, las campañas internas de los aspirantes pasan más allá de la indiferencia, no obstante las declaraciones de los actuales dirigentes. La elección es el 9 de agosto

Si por lucha y presencia en medios de comunicación se tratara, los aspirantes mejor calificados son Alejandro Moreno Cárdenas, Ivonne Ortega Pacheco y en tercer lugar Ulises Ruíz.

De los demás ni la pena vale incluirlos en un espacio tan reducido, no obstante que la candidata Piñón trata de explotar su reingreso a la lucha por la presidencia, pero en honor a la verdad se trata de un cuadro poco conocido, casi casi desconocido si se recuerda que para aspirar a un cargo tan importante y peleado por los tricolores, debería ser conocida en todas partes.

ALEJANDRO-IVONNE-. En la mente de los priistas participantes en este proceso interno sólo hay tres nombres, dos con fama pública y política relativamente aceptable como son la yucateca Ivonne Ortega Pacheco y el campechano Alejandro Moreno Cárdenas. Muy conocido pero con puntos negativos es el ex gobernador de Oaxaca Ulises Ruiz.

PROS Y CONTRAS-. Los tres aspirantes ciertamente que tienen puntos a favor y en contra, pero la balanza evidencia los positivos y negativos del triunvirato.

MORENO-.Como puntos positivos de Alejandro Moreno resaltan su juventud y sus cargos partidistas y políticos desde el nivel municipal, el estatal y el nacional, dejando buenas cuentas en todos ellos, dicen sus adeptos. La debilidad al interior de su partido es que lo ligan mucho a López Obrador, tanto que olvidan haber sido palomeado por Peña Nieto para la gubernatura.

IVONNE-. Ivonne Ortega Pacheco tiene una carrera partidista y administrativa casi igual a la del campechano Moreno pero su mérito es mayor dado que siempre luchó contra corriente, además de haberse opuesto a Peña Nieto cuando a éste lo adulaba todo mundo. Su debilidad podría ser la poca fuerza de su compañero de fórmula a la secretaría general.

EL caso de Ulises Ruíz es semejante a los anteriores pues también ya fue gobernador y dirigente de su partido, además de haber adquirido más experiencia con las distintas delegaciones nacionales de su partido en varias entidades del país. En Oaxaca tiene imagen variopinta pues lo mismo se encuentran simpatizantes que quienes no quieren saber nada de él, la CNTE por ejemplo.

Pero esta última animadversión de la CNTE hacia Ulises pudiera ser una fortaleza, partidista.

No obstante el panorama anterior, priistas de tierra creen que la elección ya está decidida en favor de Alito, como lo denuncio José Narro.