En Nuevo Laredo se repite la falta de estrategia de las Fuerzas Armadas y ponen en riesgo a la población, advierten especialistas y ONGs

CIUDAD DE MÉXICO.- “El insatisfactorio operativo de las fuerzas armadas en Sinaloa para detener a Ovidio Guzmán puso en grave riesgo la integridad de la población, por lo que expertos de distintas filiaciones políticas logramos un acuerdo compartido: debe preservarse el respeto a la vida humana y a su integridad física y mental, especialmente donde tienen lugar enfrentamientos entre militares y miembros del crimen organizado”.

Así lo establecen en un manifiesto los reconocidos analistas críticos de la denominada Cuarta Transformación Sergio Aguayo y Denise Dresser, el consejero nacional de Morena Fernando Alférez, y las organizaciones Consejo Ciudadano contra la Corrupción y la Impunidad, y la Organización Nacional Anticorrupción, estas cercanas también a las principales posturas de la 4T. 

Lo propio hace suyo el Instituto de Protección de los Derechos Humanos que ha estado al margen de cualquier simpatía partidista. “Apoyamos —dicen los analistas— la lucha contra los cárteles y el crimen organizado en general, pero los resultados habidos en Sinaloa, pueden, ahora, multiplicarse en Nuevo Laredo, donde la presencia de las fuerzas armadas y la policía estatal del gobierno de Tamaulipas han protagonizado enfrentamientos, pero sin estrategia y sin objetivos definidos, lo que además de comprometer la integridad y la vida de la sociedad está teniendo efectos negativos en la economía local”.

Los académicos Clara Luz Álvarez, María Elena Estavillo y Leonardo Martínez, la actriz Karina Gidi y el periodista Carlos Padilla también firman el referido posicionamiento, que igualmente indica:

“Solicitamos que antes de iniciar un operativo militar y policial se haga un trabajo de inteligencia y se lleven a cabo operativos de precisión, sin poner en peligro, en ningún momento, a la comunidad”. José Mario de la Garza, presidente del Consejo General de la Abogacía, el organismo cúpula de los abogados en el país, y Claudia de Buen, primera vicepresidenta de la Barra Mexicana de Abogados, de la misma forma hacen causa común con esta propuesta.

“Señor presidente Andrés Manuel López Obrador: la presencia de las fuerzas del orden en Nuevo Laredo ya está generando un pánico social, según han dado cuenta diversos medios. La vida humana de la población civil debe ser la prioridad al poner en práctica cualquier operativo contra los carteles y el crimen organizado por el bien del país”, sostienen Eduardo López Betancourt, decano de la Facultad de Derecho y presidente del Tribunal Universitario de la UNAM, y Ernesto Villanueva, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y conocido por su cercanía con las posturas de la 4T.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Ainara Suárez podría romper el silencio tras la liberación de la influencer YosStop

Descubren ofrenda mexica cerca de Plaza Garibaldi

Sandra Cuevas lanza ”Desayunando con tu alcaldesa”, programa enfocado a tomar decisiones en familia

Alemania informa del mayor número diario de muertes por COVID-19 en nueve meses