El silencio presidencial es una reforma constitucional promovida por AMLO hace 14 años

TRUMP LOVER=AMLOVER. EDOMEX

Por Eleazar Flores

USA-MEXICO-. Exactamente dentro de una semana Estados Unidos de Norte América tendrá 48 horas de haber estrenado nuevo presidente, Joe Biden, y se habrá despedido Donald Trump, el “amigou” del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y… dios nos agarre confesados.

No es broma por dos antecedentes recientes: el tardío reconocimiento de AMLO a Biden y la despedida afectuosa de Trump en Texas al presidente mexicano. Ambos datos se registran puntualmente por los efectivos servicios de inteligencia yanqui, más eficaces que los nuestros.

RETROCEDIÓ-. A imagen y semejanza de nuestro mandatario que un día dice una cosa y al siguiente todo lo contrario, -ejemplo vivo es la negativa de suspender las mañaneras no obstante que es mandato constitucional (artículo 41)-, y haber aceptado esto en 2019; en tanto que el presidente Trump el miércoles 12 de enero incita a la insurrección y después mete reversa.

Esa reversa trumpista la dio a conocer ayer por medio de sus benditas redes sociales, de lo poco que le queda de infraestructura informativa seis días antes de concluir su mandato

Por el primer caso, -convocar a la insurrección a sus huestes, Trump enfrentará juicio político el próximo 19 de este mes y seguramente ya será ex presidente cuando el acto legal se consume pero de todos modos queda para la historia, con secuelas posteriores de impedirle buscar una vez más ser candidato presidencial en 2224. Su edad también podría ser otro impedimento.

Estos dos son apenas pocos de los muchos espejos de afinidad que conllevan en su personalidad tanto el republicano Donald Trump como el moreno Andrés Manuel López Obrador, quien presume no ser faccioso, luego de dos años de dividir a sectores repetir mentiras o verdades a medias con el recurso gastado de “otros datos” que sólo él conoce, concluye que “vamos bien”.

El presidente López Obrador, direcciona mal sus ataques al INE dado que el artículo 41 de la Constitución General de la República fue aprobado por la Cámara de Diputados hace exactamente 14 años, cuando como líder opositor perredista, el tabasqueño clamó por callar al gobierno, -léase presidente de la república y/o gobernadores, para no hablar en tiempo electoral.

Incluso ya como mandatario, el padre de la cuarta transformación aceptó callar parcialmente sus mañaneras en entidades con comicios como Hidalgo y Tamaulipas. Con estos antecedentes y si el amante de la legalidad y para no ser “como los de antes”, debería exigir a sus comparsas legisladores que modificaran el artículo 41 constitucional, así de fácil.

Empecinarse en seguir con su púlpito mañanero a como dé lugar, sería confirmar el dicho popular “hace lo que, como y cuando quiere”.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Este es el carro en el que sujetos huyeron de Tlalpan luego de asesinar a una persona (Fotos)

¡Maldito! Sujeto agrede con el garrafón del agua a su mamá de la tercera edad en Ixtapaluca (Video)

Matan a golpes a hombre en la Calzada Ignacio Zaragoza y República Federal, Iztapalapa

López Obrador pide dejar de lado la politiquería y ponerse a trabajar en favor de la Salud