El Senado aprueba durante la madrugada la eliminación de los fideicomisos federales pese a las protestas

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de más de cuatro horas y media de discusión y análisis, el Pleno del Senado de la República aprobó, en lo general, por la mayoría de Morena, Encuentro Social y Verde Ecologista, el dictamen con Proyecto de Decreto por el que se reforman y derogan diversas leyes en materia fideicomisos.

Con 65 a favor y 51 en contra, en sesión ordinaria en la Casona de Xicoténcatl y de una forma antigua como su sede alterna, lo senadores avalaron la propuesta que extingue 109 fideicomisos, con la justificación de reasignar 68 mil 478 millones 123 mil 839.26 pesos del gasto público al sector salud y programas sociales del Gobierno federal.

La votación del bloque de contención que conforma el PAN, PRI, PRD, Movimiento Ciudadano, y al que se unieron los del PT y el morenista Germán Martínez Cázares no alcanzó para frenar el dictamen; la senadora, Leonor Loyola Cervantes, del PVEM, primero votó en abstención, pero luego rectificó a favor del dictamen.

El dictamen reforma y deroga diversas disposiciones de 20 leyes para eliminar 109 fideicomisos públicos: la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas; de Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo; de la Ley de Hidrocarburos; de la Ley de la Industria Eléctrica; de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria; de la Ley General de Protección Civil; de la Ley Orgánica de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero; de la Ley de Ciencia y Tecnología.

De la Ley Aduanera; de la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario; de la Ley General de Cultura Física y Deporte; de la Ley Federal de Cinematografía; de la Ley Federal de Derechos; de la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo; de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados; de la Ley General de Cambio Climático; de la Ley General de Víctimas y se abroga la Ley que crea el Fideicomiso que Administrará el Fondo de Apoyo Social para Ex Trabajadores Migratorios Mexicano (en materia de extinción de fideicomisos).

Al posicionar el dictamen, el presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, Alejandro Armenta Mier, hizo un recuento de fideicomisos que se crearon y hoy se encuentran en la opacidad y el desvío, como el proyecto Playa Espíritu, en Sinaloa, en el cual Fonatur invirtió mil 450 millones de pesos y hasta la fecha no se ha podido vender un solo lote.

En materia de Ciencia, arguyó la creación de un proyecto de inodoro inteligente que costó cerca de dos millones de pesos, el cual resultó que ya existía en el mercado, incluso con mejores características.

Reclamó que el Conacyt tuvo más de siete mil millones de pesos de desvío de fondos públicos acreditados en la Auditoria Superior de la Federación (ASF).

En el caso de la industria del cine denunció la realización de festivales dando premios a personas cercanas a los directores, y los estímulos se concentraban en las mismas productoras y películas.

En las anteriores administraciones, el Fonca solo benefició con más de 400 millones de pesos a 444 creadores, pero de esta lista aparecen familiares, colegas, que mantienen becas vitalicias del Gobierno federal.

Durante los sismos del 2017, los recursos del Fonden fueron recurrentes en materia de deficiencia y hoy la Secretaría de Hacienda señala que hay pasivos por más de siete mil millones de pesos.

“Mexicanas y mexicanos, les decimos con claridad: no se pueden dejar engañar, la eliminación de los fideicomisos no significan que se acaben los apoyos a los deportistas, a los cineastas, a los científicos, estamos a favor de las víctimas, a favor de los periodistas, a favor de la gente que más lo necesita”, afirmó el senador de Morena.

Y sentenció: “Lo que se va a acabar, hoy, es el arte de desaparecer el dinero público, eso es lo que se va a acabar con la extinción de los fideicomisos públicos”.

La presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, Ana Lilia Rivera Rivera, señaló que el problema de fondo de los fideicomisos es ningún secreto, pues durante décadas han constituido una figura de transferencia de bienes y derechos que han permitido hacer uso opaco y discrecional de los recursos públicos.

“Lo ahora se busca es solucionar ese problema de opacidad y de ausencia de rendición de cuentas, garantizando el destino y la aplicación legítima de los recursos públicos conforme al mandato del Artículo 134 constitucional”, asentó desde tribuna en fundamento del dictamen.

La senadora también de Morena dijo que la figura del fideicomiso no es por sí misma buena ni mala, sino una herramienta más de las que dispone el Estado para destinar recursos hacia la satisfacción de las necesidades sociales.

Sin embargo, por su propia naturaleza contractual, los fideicomisos deben ser excepcionales, pues a diferencia del Presupuesto anual donde el recurso que se paga en programa estabiliza al momento de pagarlo, en un fideicomiso pueden quedarse asentados años tras años, generando un subejercicio que queda en una sombra de penumbra.

La coordinadora del Grupo Parlamentario de Encuentro Social, Sasil de León Villard, aseguró que bien desaparece la figura del fideicomiso, este se sustituye por la modalidad de recurso presupuestal que será transferido directamente a las dependencias y unidades ejecutoras del gasto que corresponda en lo respectivo al Proyecto de Egresos de la Federación.

De esta manera su función y destino no cambia, sino cambia su manejo como todos los programas presupuestarios que estarán obligados a regirse bajo documentos normativos para la ejecución de los recursos, tales como: reglas de operación, lineamientos, ejecuciones, entre otros mecanismos de control responsables del gasto, tal y como se ejerce todo el presupuesto autorizado por la Cámara de Diputados.

Geovanna Bañuelos de la Torre, coordinadora del Grupo Parlamentario del PT reiteró su votación en contra, al proponer a la Asamblea y a la mayoría legislativa de la que por primera vez no formó parte, hacer un esfuerzo para mantener 37 fideicomisos.

De extinguirlos, advirtió que se afectaría a sectores a los cuales el PT no les puede dar la espalda.

“No podemos traicionar a los campesinos, a las víctimas de la violencia, no podemos ignorar la demandas de los ex braceros, no debemos dejar en la indefensión a los periodistas, no podemos sumir más en la pobreza a todos aquellos pueblos que subsisten de la minería, no debemos dejar a la deriva aquella población afectada por desastres naturales”, enfatizó la petista.

“Disentir no significa abandonar o claudicar a nuestro proyecto alternativo. Disentir, también significa construir. Decirle que no en ocasiones al Presidente, también es una forma de ayudar al pueblo de México”, arguyó Bañuelos de la Torre.

Con información de Quadratín CDMX

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Chófer de combi y pasajeros evitan asalto en combi de Naucalpan VIDEO

Detienen en Hidalgo a otro implicado en ataque a empresario en el AICM; sería integrante de la Unión Tepito

Cae homicida de excandidato a la presidencia municipal de Amecameca

Cae acosador de niñas que operaba en Chalco