El poder se concentra en Palacio Nacional a falta de líderes en el gobierno, los partidos oficiales y la oposición

·          El poder se concentra en Palacio por falta de líderes

·          La patria pierde por no haber equilibrio de poderes

·          Y está listo el jaque mate para Porfirio Muñoz Ledo

Entendámonos:

La concentración de poder presidencial es por la falta de líderes.

De todas partes.

Todo mundo voltea hacia la oposición y busca símbolos en Acción Nacional (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) o el de la Revolución Democrática (PRD).

No los hay.

Ni en esos ni en los, concesión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de Felipe Fuentes Barrera,de nuevo registro del Instituto Nacional Electoral (INE) de Lorenzo Córdova.

Pero tampoco los tiene el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), si no es por virtud de quien concede todos las virtudes por voluntad cuasi divina.

Usted ya saben quién.

Porque nadie tiene méritos para mucho.

Puede usted incluir a Claudia SheingaumRicardo Monreal o Marcelo Ebrard: todos son del partido del gobierno pero arrastran carisma ajeno.

O sombra ajena, si no se les deja ser ellos, actuar por ellos, proyectarse por ellos y perfilarse a un futuro sucesorio por ellos mismos.

LA PATRIA PIERDE

Aquí hay una pérdida de la patria.

Esta carencia de valores no se veía en los peores tiempos del neoliberalismo –conste: registramos el lenguaje aniquilador- de Carlos Salinas Enrique Peña y sus intermedios de Ernesto ZedilloVicente Fox Felipe Calderón.

Recordemos:

En campaña de Carlos Salinas surgieron en 1988 Manuel J. Clouthier y Cuauhtémoc Cárdenas como paradigmas de la derecha y de la izquierda, respectivamente.

Y ya en el poder, Salinas permitió la aparición de personajes como Diego Fernández de CevallosCarlos Castillo PerazaErnesto Ruffo AppelCarlos Medina PlascenciaLuis Héctor Alvarez y Francisco Barrio en el PAN.

En la izquierda: Cuauhtémoc CárdenasPorfirio Muñoz LedoHeberto Castillo y el actual presidente, todos del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En el Partido Revolucionario Institucional (PRI) emergieron Luis Donaldo ColosioManlio Fabio BeltronesEmilio GamboaManuel Camacho e inclusive personajes estilo Víctor Cervera Pacheco.

Hoy nadie.

Acaso el mejor opositor sea el ex presidente Felipe Calderón, sobre quien el Estado y el presidente enfilan todas sus baterías desde Palacio Nacional y los supuestos órganos autónomos.

O gobernadores –quién sabe por qué los han escogido de adversarios preferentes- como el tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca y el jalisciense Enrique Alfaro.

Pero ninguno con tamaños para liderar un movimiento social y menos para poner en jaque el autoritarismo de Palacio Nacional.

SORRY, PORFIRIO

1.- Porfirio Muñoz Ledo habla magnífica inglés.

Superior a su brillante español, digno de cualquier cátedra y los mejores foros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Pero esta vez, sorry Porfirio.

El interés de Palacio Nacional está puesto en el 2021 y nadie de los finalistas como Mario Delgado para dar gusto porque lo mandó llamar el patrón desde San Lázaro.

El deberá satisfacer todos los apetitos de candidaturas, de amigos, de fieles a la causa para poder participar en la liturgia en la segunda mitad del sexenio.

¿Qué significa esto?

Sólo una cosa: el Tribunal de Felipe Fuentes Barrera echará tierra sobre quien fue escogido para entregar la banda presidencial en 2018 al tlatoani.

Y con razón o sin ella se quedará solo en la loma con su discurso de altura, su argumentos fiables y su inminente final de olvido.

Todo por cortesía de la 4t.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

Tigres es mucho equipo, pero Atlético San Luis son guerreros y sacan empate de último minuto

El auditor David Colmenares está sentenciado por el presidente

El auditor superior David Colmenares ya está sentenciado desde Palacio Nacional

La historia del ridículo en México no tiene límites