¿Cuba libre?… Por supuesto

¿CUBA LIBRE?, POR SUPUESTO

Por Eleazar Flores

NUNCA ANTES-. Para esta ocasión procede el tan odioso término “es la primera vez que…” pero para bien o para mal es cierto, nunca en los últimos setenta años se registraron tantas manifestaciones por casi toda la isla.

Libertad, libertad fue la palabra predominante de las decenas de marchas de buena parte de la población cubana entre sábado y domingo, con reacciones a favor y en contra de actores políticos de todo el mundo, entre ellos la infaltable de AMLO, clamando por el levantamiento del bloqueo y ofreciendo titipuchal de cosas de las que aquí también carecemos.

El o los motivos de la protesta cubana fue para reclamar además de LIBERTAD, ALIMENTOS Y MEDICINAS cuya escasez ha aumentado en los últimos meses, fenómeno seguramente magnificado por medios y actores políticos anti Cuba, o minimizados por simpatizantes de Cuba, Castro y sucesores.

Juzgar a Priori y a distancia no descalifica del todo pues hay que creer en el profesionalismo de la prensa y las imágenes de televisión y redes, más elocuentes que cualquier documento escrito, sin embargo procede recordar cosas vividas hace unos treinta años, cuando la escasez era menor, creo.

Niñas y niños merodeaban los hoteles, se acercaban a los turistas para pedirles “un bolígrafo”, jovencitas de más edad cuchicheaban con las mujeres visitantes y pedirles “unas medias, un colorete” y otros insumos de belleza que se vendían en los hoteles “pero solo para turistas, a nosotras no nos venden”, se quejaban.

Estos hechos de antes ahora son más frecuentes, dicen visitantes recientes.

De los niveles de pobreza y hasta prostitución ni hablar, pero por desgracia estos fenómenos se aprecian en todas partes, en la misma ciudad de México y capitales de los estados. Citar un lugar sería estigmatizar injustamente pues por desgracia estos panoramas se generalizan por todos lados.

AMLO-. Era de esperarse el apoyo del padre de la cuarta transformación pidiendo desbloquear las medidas económicas norteamericanas en contra de Cuba pero su generosidad fue más allá, ofreció alimentos y medicinas así como otros apoyos que alivien las necesidades de la población cubana.

Ofrecimiento similar hizo a los centroamericanos invitándolos venir a México pues aquí había trabajo.

Loable la generosidad sin límites de nuestro presidente pero invocando sus dichos de primero resolver lo de México y después salir al extranjero, -que lo ha cumplido a pie juntillas-, cabría la reflexión si esos alimentos y medicinas que se ofrecen a Cuba no faltan en pueblos con evidente extrema pobreza en las 32 entidades del país.

Por cierto la postura del gobierno mexicano es antagónica al pronunciamiento presidencial yanqui así que esperemos consecuencias pues aquí no operó la Doctrina Estrada.

Comentarios

Tags

Noticias recientes

‘Levantan’ a abogado cuando salía de sepelio de su hermano en Veracruz

Suman 16 muertos por meningitis aséptica en Durango

Matan a balazos a dos menores en la Álvaro Obregón; implicado tiene antecedentes penales

¿Messi desprecia a México? se viraliza video donde ‘patea’ playera del Tri