AHOME, Sin.- Regresa la encuestitis.

Todavía emocionado por el arreglo con Estados Unidos, Andrés Manuel López Obrador anunció que una consulta ciudadana decidirá si se construye una planta de fertilizantes en el puerto de Topolobampo.

Una fuente de empleos para Sinaloa y necesaria para atender los reclamos de la zona agrícola de la entidad, según la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES).

La gente protesta porque, asegura, son necesario mayores estudios de impacto ambiental, un reclamo también existente en el sur del país con el llamado Tren Maya, cuya construcción está por iniciarse.

López Obrador dijo que se harán todas las investigaciones necesarias para conocer la viabilidad del proyecto.

Y si afecta o no a la población, se comprometió y así lo determina la consulta, se procederá conforme al resultado.

Luego recurrió a su discurso manido de la mafia del poder y quienes mediante la corrupción reaccionaban al pueblo:

“Ya no tenemos que hacerle la barba a nadie, no tenemos que ser cómplices de intereses particulares o de algún grupo…”.

En proyectos como éste siempre hay intereses de por medio, sostuvo.